Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TROTAMUNDOS | ÁLVARO POMBO - ESCRITOR | PROPUESTAS

Intimidad musulmana

Si tuviera que elegir, Álvaro Pombo, ganador del último Premio Planeta con su novela La fortuna de Matilde Turpin, se quedaría con dos ciudades: Estambul y México DF.

¿Cuándo visitó la primera?

Hace algo más de diez años. Fui durante unas navidades con José Antonio Marina y sus hermanas. Fue una experiencia única.

¿Motivos del flechazo?

Sobre todo, la Mezquita Azul. Es maravillosa. Allí descubrí la espiritualidad inmanente del mundo musulmán. En su inmensidad hay mucha intimidad y recogimiento. Recuerdo con emoción estar sentado descalzo bajo aquella cúpula rodeado de fieles en actitud de oración.

¿Era su primera visita a un país musulmán?

Sí, era la primera vez que vivía el bullicio de un mercado como el Gran Bazar. Me pareció genial.

¿Y cómo se le dio el regateo?

Me compré una cazadora de cuero verde, aunque supongo que pagué mucho más de lo que valía, pero a mí me pareció bien. No he sido un gran viajero y me falta experiencia.

Recomiende un 'tour' por México DF, la otra gran ciudad que le ha cautivado.

Por la mañana, bien temprano, iría a la enorme plaza de las Tres Culturas para ver el momento en que se iza la bandera y cómo poco a poco se va llenando de gente y más gente. Después visitaría el Museo Tamayo de Arte Contemporáneo y la basílica de la Virgen de Guadalupe, a la que son tan devotos. Para terminar, me tomaría un tequila reposado en el bar La Ópera, en cuyo techo hay todavía un tiro de Pancho Villa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 2006