Los escándalos urbanísticos

El empresario italiano fue investigado por blanqueo para la mafia

El empresario italiano detenido en la tercera fase de la operación Malaya, Giovanni Piero Montaldo, ya fue investigado por presuntos delitos de blanqueo de dinero procedente de la mafia. Un informe elaborado por agentes de la Udyco relacionaba a Montaldo con un grupo mafioso liderado por Gianni Meninno, detenido en 2002 en Málaga, según adelantó ayer el diario La opinión.

El grupo mafioso desarticulado traficaba con cocaína desde Sudamérica a Europa y estaba inmerso en el tráfico internacional de armas, así como empresas del juego ilegal. Montaldo fue denunciado por estafa en Valencia en 1994, aunque las diligencias instruidas por el juzgado número 15 fueron sobreseídas.

En 1997, Montaldo fue investigado por la Brigada de Delitos Monetarios por su supuesta implicación en una red de blanqueo de fondos en operaciones bancarias. La operativa utilizada por Montado consistía en presentar como clientes a italianos que contrataban cuentas en diversas sucursales bancarias de Málaga y Granada, para luego realizar transferencias de dinero, cuyo origen era Suiza y su destino Gibraltar, según la Policía.

28 empresas

Pero estas turbias operaciones con las que se le relacionaba no resultaron implicatorias para Montaldo. El empresario comenzó en los últimos años una gran actividad como representante de empresas constructoras hasta hacerse con un complejo entramado societario. De este modo, figura como administrador y socio en 28 empresas, cuya sociedad cabecera es Romed S. A., con suelos en las localidades de Manilva y Estepona. Empresario con don de gentes, campechano, pero al mismo tiempo amante de la ostentación y que conducía un Ferrari.

En Marbella los planes de construcción de Montaldo estaban en la zona de Elviria, donde distintas sociedades que representaba planeaban construir 287 viviendas repartidas en cinco promociones, además de otros tres conjuntos residenciales promovidas por sociedades como Sur Inversiones Sema, Promociones Alories y Apex 2000, división inmobiliaria del grupo Iberdrola. Para la revisión del nuevo Plan General, Montaldo presentó al menos seis alegaciones para lograr modificaciones que permitieran una mayor edificabilidad en diferentes parcelas. En una de ellas el Plan General de 1986 establecía un número máximo de 223 viviendas, pero su intención fue elevarlo a 380. Fuentes de la constructora Apex 2000, denominada actualmente Iberdrola Inmobiliaria, aseguraron ayer que "no hemos construido nada en Marbella de momento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de noviembre de 2006.