_
_
_
_
_

Un congreso andaluz celebra la capacidad emprendedora de los inmigrantes

La Junta y la Asociación Cardjin impulsan la creación de negocios en barrios populares

Evelia Valencia viajó de Cali (Colombia) a El Puerto de Santa María (Cádiz) para trabajar como limpiadora en varias casas de familia. En apenas un año se casó y compró una casa. Cambió varias veces de trabajo, se volcó en el sector de la hostelería y, cuando su marido quedó en paro, decidió vender su piso para montar su propio negocio: el bar Las Calibeñas, que ahora le ha permitido remontar económicamente y planear nuevos proyectos. Su testimonio fue una de las voces que se escucharon en un congreso sobre emprendedores que ayer arrancó en Cádiz para dar a conocer las acciones que Junta y la asociación Cardjin han impulsado para dinamizar los barrios populares de la bahía gaditana.

Más información
Elogio del emprendedor

El programa Emprende en tu barrio, impulsado por Cardjin y la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, se inició hace dos años en Cádiz. Su propósito era hacer protagonistas a los vecinos del crecimiento de sus propios barrios.

Asesoramiento, formación y ayudas económicas son las herramientas que se ofrecen para impulsar, fundamentalmente, pequeños negocios con los que mantener la actividad de las zonas más populares de las ciudades y, a la vez, contribuir a mantener las economías de las familias que allí viven, con especial atención, a los inmigrantes que han elegido ese lugar como su residencia.

Esa experiencia es la que se trata ahora de extender a toda Andalucía. La primera parte de esa extensión comenzó a ponerse ayer con la difusión del plan entre organizaciones, asociaciones y colectivos de toda la comunidad que ayer asistieron al congreso Los Barrios y su implicación en el desarrollo local: nuevas acciones para dinamizar la ciudad. Un congreso en el que se escucharon voces como la de la colombiana Evelia Valencia.

La mujer relató que, tras haber ganado experiencia trabajando en varios establecimientos hosteleros, decidió crear su propio negocio. Su marido, con el que se casó ya en España, acababa de quedarse en paro. "Fui al Inem y pregunté qué había que hacer para ser autónoma y montar un bar". Allí fue remitida al programa de Andalucía Orienta y de allí le pusieron en contacto con Kiko Sánchez, el responsable de Cardjin en El Puerto de Santa María. "Ella tenía muy claro lo que quería hacer", recordó Sánchez.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Riesgo

Tan claro lo tenía que se atrevió a vender la más valiosa de sus posesiones. Su propia casa. "Sabía que era un riesgo pero vi que era la única manera de progresar". Así nació el bar Las Calibeñas, en el portuense barrio de los Madrileños, donde se sirve comida colombiana y española a partes iguales. "Al principio lo pasamos un poco mal pero el negocio ahora va muy bien", reconoce contenta. Como ella, otros 60 emprendedores se han sumado a esta iniciativa de la Administración andaluza y Cardjin que ahora se quiere extender a toda Andalucía.

Evelia Valencia tiene un camarero y una cocinera españoles contratados. Tiene en mente ya ampliar su negocio con una discoteca caribeña. No se siente sólo un éxito de la integración de inmigrantes. Se ve más como un ejemplo para muchas mujeres, aquellas vecinas de El Puerto de Santa María que, desde su barrio, todavía no se atreven a emprender como ella.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_