Más de 4.000 viviendas sin alcantarillado contaminan acuíferos de la Serra Gelada

El Ayuntamiento de L'Alfàs no ha cumplido la promesa de dotar de servicios las casas

El Ayuntamiento de L'Alfàs del Pi (Marina Baixa), del Partido Popular, ha permitido la construcción de más de 4.000 viviendas en zonas urbanas del municipio sin dotarlas de los servicios necesarios, lo que está provocando la "grave" contaminación del subsuelo y de los acuíferos de Serra Gelada, según han denunciado los grupos de la oposición. El Plan General Urbano (PGOU), aprobado en 1987, no regulaba estos servicios, y las viviendas, muchas de ellas en suelo urbano, han proliferado en las últimas décadas sin tener todos los servicios básicos garantizados.

"El subsuelo acumula una gran cantidad de suciedad que acaba filtrándose", denuncian

Más información

El PSPV denuncia que el Consistorio está obligado a ofrecer los servicios básicos, como alumbrado público, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales, algo que no se produce en la mayor parte de esta ciudad turística. Ante las continuas reclamaciones de la oposición, el alcalde del municipio, Gabriel Such, del PP, se comprometió a acometer este año la mitad de las infraestructuras, dado su elevado coste. En la recta final del periodo administrativo y cuando Serra Gelada ya se ha convertido en parque natural, la oposición denuncia que el Ayuntamiento no ha realizado nada.

La portavoz socialista, Esperanza Delgado, señala que "han cambiado algunas farolas y asfaltado calles, algo simbólico, en lugar de acometer una reforma en profundidad". Según la edil en la oposición, la situación empieza a ser grave, ya que "el subsuelo está acumulando una gran cantidad de suciedad que acaba filtrándose a los acuíferos y contaminando el agua". La edil socialista argumenta que algunos vecinos depositaron avales hace décadas para obtener estos servicios y, sin embargo, todavía no se han visto compensados. La mayoría de las viviendas sin canalización de aguas residuales están en el entorno de Serra Gelada y el Albir, e incluso algunas no tienen servicio de agua potable. En octubre de 2003, estando en el poder ya el actual alcalde, Gabriel Such, se paralizó la construcción de la tercera fase de la urbanización El Cautivador, ya que las dos primeras se realizaron sin conducción de aguas residuales, y estas se vertían directamente al barranco de Carbonera, lo que suponía un importante foco de contaminación. Ya entonces la oposición reclamó que se creara una red de alcantarillado en todo el municipio, propuesta que también llevó en el programa electoral el PSPV. Este municipio ha experimentado un gran crecimiento urbanístico desde la aprobación en 1987 del PGOU y la urbanización del Albir, en primera línea de playa. En este momento tiene aprobados y en desarrollo varios sectores: Finca Angelita, Finca Roca S-1, Finca Roca S-2, Nuevo Albir, Ventorrillo, Finca Bodega y Pla de la Serra, que suman en total más de 3.600 viviendas. Ahora ultima la redacción del nuevo plan general, que habilita nuevas zonas urbanizables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50