La oposición de L'Alfàs del Pi denuncia que una promoción de 200 pisos invade suelo municipal

El PSPV y L'Entesa de L'Alfàs del Pi (Marina Baixa) han denunciado irregularidades en una promoción de dos bloques de viviendas, que según los informes técnicos exceden su edificabilidad y se han apropiado de metros de techo correspondientes a una parcela dotacional anexa permutada al Consistorio.

La empresa Agesa Urbana, SA, adquirió una parcela en L'Alfàs del Pi para la construcción de viviendas. Esta zona contaba con una pequeña parte, 3.000 metros cuadrados calificados como equipamiento y dotacional por el PGOU, por lo que en este espacio la mercantil no podía edificar. Según la oposición, el promotor negoció con el Ayuntamiento un convenio de permuta y a cambio de entregar la parte no edificable de solar obtenía el equivalente en metros de techo en el plan parcial Albir II, que desarrolla la misma empresa. Agesa Urbana, SA proyectaba construir dos bloques de viviendas, Florida I y II, y logró edificar y vender el primero, de 99 viviendas, que ya está habitado. Sin embargo, el PSPV consiguió que el segundo, de 87, se paralizara al detectar irregularidades.

Según ha denunciado la oposición basándose en los informes técnicos, la promotora ha utilizado metros de edificabilidad ya trasladada a otro plan parcial incrementando los metros de techo del suelo en el que sí podía construir. Un informe de los servicios técnicos municipales sobre Florida I señala que, según la memoria del arquitecto redactor, el proyecto edificado es de 5.637,56 metros cuadrados de techo, sobre una edificabilidad cifrada en 5.639,40 y una superficie total de 11.278,80 metros cuadrados, lo cual sería correcto. Pero los servicios técnicos señalan que la parcela donde se desarrolla el proyecto tiene 8.960,60 metros cuadrados, y por lo tanto "no está conforme a la parcela descrita en el proyecto para el que se da licencia de obras", porque existen 1.157,27 metros cuadrados de techo de más ya construidos y habitados en la finca. El portavoz de L'Entesa, Javier Pascual, critica el silencio del departamento de Urbanismo, que debería anular la licencia "y no esperar a que la infracción prescriba y el consistorio ya no pueda actuar". El plazo vence el 21 de febrero de 2007. Pascual pide, además, la apertura de un expediente de disciplina urbanística y que se efectúe una nueva medición.

Precisamente la solicitud de esta medición del proyecto presentado respecto a la parcela provocó en febrero de este mismo año que se paralizara la construcción del Florida II.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50