El Sinn Fein aprueba el pacto para devolver la autonomía al Ulster

La ejecutiva del Sinn Fein dio ayer su apoyo a los llamados acuerdos de Saint Andrews para restablecer en los próximos meses la autonomía de Irlanda del Norte. Tras dos semanas de debates en el seno de las bases republicanas, la ejecutiva del partido, reunida en Dublín, llegó ayer a la conclusión de que los militantes están a favor de apoyar las propuestas presentadas semanas atrás por los Gobiernos de Dublín y Londres. El apoyo del Sinn Fein a los acuerdos de Saint Andrews constituye un reconocimiento explícito de la policía de Irlanda del Norte. Ese reconocimiento, sin embargo, deberá hacerse explícito y para ello deberá ser aprobado por el congreso del partido, para el que todavía no hay fecha.

La decisión de los republicanos de apoyar los acuerdos no ha sido una sorpresa, porque la dirección del partido había aceptado ya hace meses la necesidad de dar el paso de reconocer a la policía del Ulster. El Sinn Fein confía ahora en que el Gobierno británico acabe transfiriendo dentro de dos años el sistema judicial al Gobierno autónomo.

El Partido Democrático Unionista (DUP), que lidera el reverendo Ian Paisley, dará a conocer mañana su posición sobre Saint Andrews. Todo indica que las bases unionistas darán un abrumador apoyo a esos acuerdos y se cree que entre el 85% y el 90% de los militantes que han participado en la consulta se han expresado a favor. Será la primera vez que el DUP apoya públicamente el proceso de paz y acepta compartir gobierno con el Sinn Fein.

Los partidos tienen oficialmente hasta el día 10 para pronunciarse. Una vez obtenido el apoyo político a esos acuerdos, el día 24 serán nominados los candidatos del DUP a ministro principal y del Sinn Fein a ministro principal adjunto. Se espera que en primavera -quizás el 8 de marzo- se celebren elecciones en Irlanda del Norte para que el nuevo marco del proceso de paz de Irlanda del Norte quede refrendado por la población del Ulster, aunque no está oficialmente descartado que esa consulta popular se haga mediante un referéndum en lugar de unas elecciones. Luego quedaría por fin restablecida la autonomía de Irlanda del Norte, que se mantiene suspendida desde octubre de 2002.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS