Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones autonómicas en Cataluña

Iniciativa crece y apuesta por la reedición de la alianza con PSC y ERC

Los ecosocialistas afirman que Convergència i Unió es la "gran derrotada"

"¡Hemos ganado! ¡Hemos ganado!". Así celebró anoche el líder de la coalición Iniciativa Verds-Esquerra Unida (ICV-EUiA), Joan Saura, el crecimiento electoral de los ecosocialistas augurado por todas las encuestas. La formación rojiverde ha logrado 12 escaños en estos comicios y, por primera vez, un diputado en Lleida.

Flanqueado por la plana mayor del partido -el consejero de Medio Ambiente y Vivienda, Francesc Baltasar; los vicepresidentes de ICV, Jordi Guillot, Jaume Bosch e Imma Mayol; la número dos de las listas por Barcelona, Dolors Camats, y el coordinador general de EUiA, Jordi Miralles- Saura, visiblemente emocionado, expresó su satisfacción por los 281.474 votos recabados, el 9,56%.

La coalición ha aumentado su representación parlamentaria con tres escaños y el primer diputado en Lleida será Francesc Pané. El salto de Pané a la arena política fue calificado por Saura de "cita histórica".

Aupado y arropado por más de 200 militantes y simpatizantes, Saura aseguró que las urnas han consolidado una nueva mayoría de izquierdas, que la ciudadanía quiere continuar el cambio político iniciado en 2003, y recalcó que en caso de reeditarse el tripartito su formación será "determinante y decisiva".

El candidato ecosocialista señaló a los nacionalistas de Convergencia i Unió (CiU) como los "grandes derrotados" en los comicios autonómicos y no escondió su preocupación por el bajo índice de participación. A gritos de "no pasarán, no pasarán", los seguidores de ICV-EUiA acompañaron a su líder en sus críticas a la federación nacionalista.

La número dos de las listas ecosocialistas por Barcelona, Dolors Camats, dio por cumplidos los objetivos que se planteó la coalición antes de arrancar la contienda electoral. Aunque el deseo de ICV-EUiA era superar al Partido Popular en escaños, Camats se dio por satisfecha con los resultados que, en su opinión, reflejan el "buen" trabajo de ICV-EUiA en el Gobierno catalán y el esfuerzo realizado durante los quince días de campaña.

Conscientes de que han sido la formación política menos afectada por los incidentes del Gobierno tripartito, los ecosocialistas han aprovechado para presentarse como garantía de un Ejecutivo "serio" y "responsable" desde la izquierda.

La coalición se ha concentrado en captar los votos de los simpatizantes del PSC que se sintieron molestos por la sustitución de Pasqual Maragall por José Montilla, y de los de ERC que acabaron desorientados al verse junto al PP preconizando el no al Estatuto.

Fuentes de la coalición aseguraron ayer por la noche que ya se han iniciado los contactos con el resto de fuerzas de izquierda para tantear una posible reedición del tripartito. Está previsto que los contactos sigan durante el día de hoy.

El vicepresidente y director de campaña de ICV, Jordi Guillot, mostró su satisfacción por el estirón de los ecosocialistas. Guillot aplaudió la mayoría que conseguían las formaciones del Gobierno tripartito sobre CiU y aseguró que la suma de los resultados de ICV-EUiA con los del PSC y los de ERC traduce la voluntad del electorado de revalidar el Pacto del Tinell.

Tras superar las crisis internas que casi los llevó a desaparecer de la arena política en 1999, la coalición ha logrado en estos comicios los mejores resultados desde 1995, cuando obtuvieron 11 escaños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de noviembre de 2006