Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Dos en un millón

Una mujer mulata da a luz mellizos, uno negro y otro blanco

¿A quién se parece más Kaydon? La respuesta salta a la vista: a mamá. ¿Y Layton? Pues tiene que ser a papá. Los dos bebés, que nacieron el pasado 23 de julio en el hospital universitario James Cook, en Middlesbrough (Reino Unido) han heredado de sus progenitores el color: Kaydon es mulato como su madre, Kerry Richardson, una mujer de 27 años de ascendencia anglo-nigeriana. Layton es blanco como su padre, de quien no se ha dado el nombre porque ya no tiene relación con la madre de sus hijos.

Que dos mellizos nazcan de distinto color es "un caso entre un millón", según algunos expertos. Pero la explicación es sencilla. La madre de los niños es mulata, lo que quiere decir que tiene una mezcla de genes de raza blanca y negra. Por eso pudo producir óvulos de cada color (uno con los genes que indican que la piel será negra, y otros con los genes que indican que será blanca). Dos de estos óvulos fueron fecundados por el padre: del óvulo negro con el espermatozoide blanco salió Kaydon. Del otro (óvulo y espermatozoides blancos), Layton.

Para la genética, se trata de un caso normal. Pero la familia de los dos hermanos se va a hartar a dar explicaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de octubre de 2006