Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Perplejidad

Perplejo estoy porque acabo de ver en un noticiario que el ministro de Exteriores está de visita por Guinea Ecuatorial; perplejo porque la visita pretende mejorar las relaciones comerciales, sobre todo de Repsol, y más perplejo porque no se dice nada en absoluto de la situación de ese país que visité hace unos 18 meses. Pero también estoy indignado; indignado porque el ministro y su corte no deben de haber entrado ni unos 20 kilómetros en el continente africano, de lo contrario, habrían visto que en Guinea Ecuatorial se pasa hambre, y es muy indignante que en un país de menos de un millón de habitantes y con unos pozos a rebosar de petróleo se pase hambre; sólo con el 0,01% de la producción anual sería suficiente para acabar con tanta pobreza.

Pero tal vez el señor Obiang no esté dispuesto a caerse de la lista de los más ricos del mundo y ni a nuestro ministro ni a Repsol les interesen demasiado las gentes de Guinea, como, por cierto, tampoco les interesan a Esso y otras compañías de diversos países que por allí campan, todo sea dicho. Como nos dijo un nativo en la inmensidad y al resguardo de la selva: "Antes esto era la Guinea de España, ahora es la Guinea de Obiang". Que no se convierta en una mezcla de ambas cosas, por favor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de octubre de 2006