Plácido Domingo augura la desaparición del "divo antipático"

El tenor presenta el concurso Operalia en el Palau de les Arts, donde hoy se estrena 'Fidelio'

Se dice que la figura del director-dictador, que ha nutrido de tanta comidilla a la música clásica, está en vías de extinción. En el caso de la ópera, Plácido Domingo matiza: "Divo es aquel cuyo nombre agota localidades, que es responsable, crea buen ambiente en la compañía y atiende a los medios; ese divo es importante". Ahora bien, "el divo antipático, que protesta de todo, gracias a Dios, ese divo tiende a desaparecer", concluye el tenor en el Palau de les Arts de Valencia, donde se celebra hasta el domingo el concurso internacional de cantantes Operalia, que él promueve desde hace 14 años.

Domingo recuerda que cuando empezó a cantar hace 45 años -ahora tiene 65- era "mucho más difícil llegar arriba, porque no había tantos teatros ni festivales". "Hoy se llega antes. Lo importante es mantenerse. La responsabilidad con el mundo mediático es increíble. Todo lo que haces se sabe. Si tienes un éxito muy grande, se comenta, pero si hay algo que no haces bien, se comenta mucho más. Antes cantabas y sólo se enteraba el público y la prensa local. El cantante joven lo tiene más fácil al principio, pero más difícil después", explica el tenor.

Existe una gran cantera "de hispanos y en la cuerda de tenor". Domingo destaca a Rolando Villazón, Aquiles Machado, Juan Diego Flores, Arturo Chacón, José Cura o Marcelo Álvarez. "Antes, estaban los cantantes italianos; luego llegó la ola de los escandinavos; más tarde, la de los españoles y ahora, los hispanos". La mayoría de los mencionados fueron premiados en Operalia, patrocinado por Rolex, que facilita actuar en las óperas de Los Ángeles y Washington, que Domingo dirige.

Obra monumental

El tenor y director de orquesta dice estar encantado con el Palau de les Arts Reina Sofía, diseñado por Calatrava, una "obra monumental", cuyo elevado coste no tiene por qué ser contradictorio con algunas carencias básicas de los conservatorios valencianos. "Se está atrayendo mucho turismo. Lo que hay que hacer es arreglar esos problemas de los conservatorios, que son las raíces", argumenta.

Con casi 130 papeles distintos a sus espaldas, Domingo pasa por un momento dulce. Su reciente grabación de Tristán e Isolda ha recibido críticas entusiastas y la salud le sigue "respetando". Canta y dirige y además, agrega, "el domingo ganaron el Real Madrid y Alonso". "Soy un gran aficionado a la fórmula 1. El sonido de los motores es muy agradable. Estoy planeando actuaciones durante los fines de semana de las carreras", anuncia. También prepara un libro sobre su dilatada experiencia. "Hay mucho que del mundo de la música de manera seria. Siempre he dicho que si tengo algo malo que decir de alguien, no lo escribo".

La estancia de Domingo en el Palau coincide con el estreno hoy de la ópera Fidelio, de Beethoven, dirigida por Zubin Mehta, con Waltraud Meier, Peter Seiffert o Matti Salminen en el reparto. Se inicia así la temporada estable del Palau, con asistencia de la reina Sofía. Mehta ha pedido a la Generalitat que acabe ya el Palau, donde sólo funciona la sala principal.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción