Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de Cataluña

Tres años sin agotamiento de la burbuja inmobiliaria

Si ha habido un fenónomeno que haya acompañado los últimos tres años, que han coincidido en el tiempo con el Gobierno de la izquierda en Cataluña, ha sido el de la escalada de los precios de la vivienda. La subida espectacular, iniciada a finales de la década de 1990, ha continuado sin freno, tanto en Cataluña como en el conjunto de España.

Uno de los elementos que reflejan claramente esta tendencia al alza es la evolución de las hipotecas medias. La subida de este tipo de préstamos fue del 15,7% en el año 2005. Pese a los primeros indicios de agotamiento del boom inmobiliario, las cosas no han cambiado. El incremento en lo que va de 2006 alcanza el 18,3%. Se trata de un incremento superior a la media española, que, en los mismos años, ha sido del 13,2% y del 13,4%, respectivamente.

La evolución del precio de la vivienda ha registrado incrementos de orden parecido. Un piso que en enero de 2005 costaba 100 se había situado en 116 en junio de este año en Cataluña, mientras que, de media, en España la subida ha sido ligeramente menor. A finales de junio hubiera subido hasta los 115.

El incremento de la vivienda ha sido constante desde finales de la década de 1990, de modo tal que el incremento acumulado del producto interior bruto (PIB) en Cataluña en el periodo es del 33,1%, mientras que el del sector de la construcción residencial alcanza el 91%, tres veces más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de octubre de 2006