Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Becarios

Le escribo con motivo del artículo publicado en su diario el pasado día 11 de octubre bajo el titular Quieroserbecario.com, más de 3.000 ofertas de trabajo en una 'web'. No deja de ser paradójico lo cotidiano que resulta encontrar las palabras beca y trabajo en la misma frase en los tiempos que corren.

Se supone que somos la generación más preparada que ha habido nunca en España (universitarios, conocedores de varios idiomas, usamos las nuevas tecnologías cotidianamente), pero a lo más que podemos aspirar estos días es a una "beca de formación". Trabajo en precario, diría yo.

No recuerdo que mi padre, que no pudo ir a la universidad, me comentara nada de ser becario cuando empezó a trabajar en la caja de ahorros en la que lleva ya más de 30 años.

O tal vez es que haya que incluir becario en la lista de actividades profesionales. Como en el caso de esos investigadores predoctorales de la Generalitat catalana que firmaron sus primeros contratos en la categoría de "becario de investigación". Señor Caldera, si lee esto, añada la categoría de becario a la lista de profesiones del Inem. Y, de paso, la de investigador, que tampoco existe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 2006