Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los derechos de los menores

Tolerancia cero contra los malos tratos

Ni en casa, ni en el colegio, ni en las instituciones, ni en las comisarías, ni en las prisiones, ni en el trabajo. Ni una sola vez debe una mano -y mucho menos una correa o un látigo- alzarse contra un menor de edad. "La violencia contra los niños jamás es justificable; toda violencia contra los niños se puede prevenir". Ésta es la primera frase del informe que ha realizado para la ONU Paulo Sérgio Pinheiro.

La Convención sobre los Derechos del Niño redactada en 1989 ya prohibía explícitamente cualquier acto violento sobre la infancia.

El estudio de Pinheiro, además de reunir datos, pretende ir más allá, y ofrecer soluciones para que se cumpla esta máxima. Algunas se recogen a continuación.

- Castigos físicos. En consonancia con la premisa del trabajo, la primera recomendación es pedir a los Estados "que prohíban toda forma de violencia contra los niños en todos los entornos, incluidos todos los castigos corporales, las prácticas tradicionales dañinas, como los matrimonios tempranos y forzosos, la mutilación genital femenina y los denominados delitos contra el honor, la violencia sexual y la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes".

- Pena de muerte. Si se rechaza cuando se aplica a adultos, su utilización en el caso de menores es aún peor. "Insto a todos los Estados a que garanticen que ninguna persona menor de 18 años pueda ser condenada a la pena de muerte o a cadena perpetua sin posibilidad de libertad. Recomiendo que todos los Estados adopten las medidas necesarias para suspender inmediatamente la ejecución de todas las penas de muerte impuestas a personas por haber cometido delitos antes de los 18 años", dice el informe.

- Leyes protectoras. En la mayoría de los pa

íses no existen normas específicas para proteger a los más pequeños. "La aplicación de la estrategia, política o plan nacional" contra el maltrato infantil "debe evaluarse sistemáticamente según los objetivos y calendarios establecidos, y debe contar con los recursos humanos y financieros adecuados para apoyar su aplicación", afirma el trabajo que ha presentado la ONU.

- Cambio de actitudes. Para evitar la lacra del maltrato infantil, es necesario "transformar las actitudes que aceptan o consideran normal la violencia contra los niños, incluidos los papeles de género estereotipados y la discriminación, la aceptación de los castigos corporales y las prácticas tradicionales dañinas", afirma el texto de la ONU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de octubre de 2006