175.000 'fichados' por maltrato

Los jueces han dictado 90.000 órdenes de protección por violencia doméstica en dos años y medio

Son tantos como habitantes tienen Santander o San Sebastián. Casi 200.000 ciudadanos (179.123 hombres y 19.432 mujeres) han sido inscritos como maltratadores en el Registro Central para la Protección de las Víctimas de la Violencia Doméstica desde 2004. Ahora permanecen en él 175.131 personas. Esta base de datos del Ministerio de Justicia, alojada en un discreto edificio en el oeste madrileño, incluye todas las denuncias admitidas a trámite por agresiones en el ámbito familiar (no sólo de la pareja o ex pareja), las condenas y las medidas de protección dictadas, así como los datos personales de agresores y víctimas. Este catálogo del maltrato familiar que se denuncia en España está al servicio de jueces, fiscales y policía judicial.

Más información

Ángeles, una de los 2.500 secretarios judiciales que se reparten por todo el país, dedica más de una hora diaria ante el ordenador a alimentar el registro con los datos de su juzgado, uno de los más de 430 dedicados a combatir la la violencia que sufren las mujeres a manos de su pareja o ex pareja. "Los secretarios judiciales somos los encargados de introducir los datos y accedemos al registro con una clave personal específica", explica

esta funcionaria que pide silenciar su apellido. Las personas como ella alimentan un registro que a mediados de este mes ya alcanzaba las 198.555 inscripciones. De ellas, 91.303 correspondían a casos de maltrato a la mujer en el seno de una relación de pareja, según detalla Eduardo Bravo, subdirector adjunto de Registros Judiciales. El resto se refería a las demás formas de violencia doméstica, de las que se encargan otros juzgados no especializados.

- Nueve de cada diez denunciados son hombres. La mayoría de los denunciados inscritos por violencia familiar son hombres (90,2%). De cada cuatro maltratadores, tres son españoles y uno extranjero. Entre las mujeres (9,8% de los inscritos), las españolas son casi ocho de cada diez registradas. En cambio, en el caso de las víctimas se invierten las proporciones: de las 203.015 inscritas, el 86% son mujeres. De ellas, una de cada cuatro es extranjera.

- 70.000 condenas por violencia familiar. El registro incluye las condenas impuestas por violencia familiar: 70.162 desde que comenzó a funcionar la base de datos, en 2004, hasta mediados de este mes. El 91,8% corresponde a hombres y el 8,2%, a mujeres.

- 23.000 bajas en el registro. A lo largo de este tiempo, se ha dado de baja a 23.424 personas del registro de maltratadores (10.651 acusados de violencia de pareja y 12.773 de maltrato a otros familiares). Su inscripción quedó cancelada por distintos motivos: absolución, archivo definitivo de la denuncia, sobreseimiento libre, acumulación, inhibición o prescripción, detallan en el Ministerio de Justicia. Por ello, el número de fichados que incluye ahora el registro asciende a 175.131. De ellos, 80.652 son hombres acusados de maltratar a su pareja o ex pareja femenina.

- 90.000 órdenes de protección en menos de tres años. El registro de maltratadores se creó al socaire de la orden de protección para las víctimas de la violencia doméstica, aprobada en 2003. Esta herramienta permite a los jueces dictar, en un plazo máximo de 72 horas, un conjunto de medidas cautelares tanto penales (alejamiento, por ejemplo) como civiles (atribución del domicilio, custodia de los hijos...) en favor de la víctima. Todas esas órdenes de protección deben incluirse en el registro. En la base de datos del Ministerio de Justicia figuran

89.921 órdenes de protección desde 2004. De ellas, 43.734 corresponden a violencia de pareja. En total, unas 37.000 están ahora en vigor. En términos generales, los jueces conceden ocho de cada diez órdenes de protección solicitadas.

- Más de 35.000 alejamientos cautelares activos. Además de las órdenes de protección, el registro tiene anotadas otras 14.657 medidas cautelares en favor de las víctimas de la violencia familiar, que casi siempre incluyen el alejamiento. Desde 2004, se han otorgado 104.578 medidas de protección (a través de órdenes o simplemente como medidas cautelares), sobre todo prohibiciones de acercamiento. Según los datos que facilita el Ministerio de Justicia, a mediados de este mes permanecían activas 36.273 órdenes de alejamiento. Las cifras que arroja el registro se refieren sólo a prohibiciones cautelares y excluyen, por tanto, los alejamientos ordenados por sentencia, precisan en Justicia.

- Más información para proteger mejor. El objetivo del registro es facilitar la información necesaria para mejorar la protección de las víctimas de la violencia familiar. A jueces y fiscales les permite conocer, por ejemplo, si el acusado tiene antecedentes recientes en esta materia. Para la policía es una herramienta útil para calibrar la posible peligrosidad del denunciado y la mejor forma de proteger a la víctima.

- "Seguridad estricta". Cada día, el registro recibe una media de 450 envíos telemáticos de los secretarios judiciales como Ángeles. Una decena de funcionarios se encarga de gestionarlos en otras tantas terminales. "Las medidas de seguridad son estrictas. Cada usuario tiene su código y una clave", afirma Eduardo Bravo, subdirector adjunto de Registros Judiciales y uno de los responsables de esta base de datos nacida para mejorar la lucha conta la violencia doméstica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción