Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El humo más nocivo

Un estudio español revela que el tabaco contamina 60 veces más que el tráfico

"El humo del tabaco no es una molestia. Es un riesgo para la salud". Los datos avalan esta afirmación que el presidente del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, Rodrigo Córdoba, hizo ayer al evaluar las dos primeras semanas de la entrada en vigor de la última fase de la ley antitabaco (la que afecta a los locales de hostelería de más de 100 metros cuadrados).

El último trabajo al respecto fue presentado por el epidemiólogo del Área de Salud del Ayuntamiento de Barcelona Manel Nebot. En él se midieron las concentraciones de micropartículas de un tamaño de 2,5 micras en bares donde se fumaba y en la calle. Se escogieron locales del centro de Madrid y Barcelona, para que las condiciones fuera del establecimiento incluyeran tráfico pesado. El resultado fue que la concentración de este contaminante era, pese al tráfico, de 30 microgramos por metro cúbico en la acera, y de 2.000 microgramos en los bares. Es decir, 60 veces más.

El resultado no ha sido una sorpresa. Otro estudio realizado en Italia lo confirma. El trabajo se realizó en Chiavenna (Sicilia). Para ello se estudió un local cerrado de 20 metros cuadrados, y se metió en él un coche con un motor diésel encendido durante media hora. Tras ventilar el local, se fumaron tres cigarrillos dentro, y se midió la concentración de micropartículas. El resultado fue que por cada partícula emitida por el coche, los pitillos habían emitido tres.

Con estas cifras en la mano, Rodrigo Córdoba volvió a pedir ayer que se cumpla estrictamente la ley que establece una separación de la zona de fumadores "con tabiques y puerta" para los locales de ocio con más de 100 metros cuadrados dedicados al público. El presidente del comité volvió a descartar que las llamadas cortinas de aire sean una solución aceptable.

Según los cálculos del comité contra el tabaquismo, de los 60.000 establecimientos que tenían que haberse adaptado a la ley el 1 de septiembre lo han hecho 15.000, mediante la obra correspondiente o no dejando fumar. Córdoba aprovechó para insistir en que el Ministerio de Sanidad debía haber prohibido fumar el tabaco en todos los locales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de septiembre de 2006