El futuro de la inmigración

Llega a Senegal el primer grupo de inmigrantes repatriados desde Canarias

Las autoridades despliegan un fuerte dispositivo de seguridad en el aeródromo de San Luis

El primero de los aviones encargados de repatriar a los inmigrantes senegaleses que permanecen retenidos en Canarias aterrizó a las diez de la noche de ayer (hora peninsular española) en el aeropuerto de la ciudad senegalesa de San Luis, con 60 inmigrantes y 60 policías a bordo. El segundo avión, que debía arribar una hora más tarde, no despegó del aeropuerto de Fuerteventura. Según fuentes senegalesas, dos vuelos tienen prevista su llegada en las próximas horas. El aterrizaje de los sin papeles estuvo rodeado de un amplio dispositivo de seguridad.

Más información

Nada más pisar la pista de aterrizaje, portando sus pertenencias en bolsas, los inmigrantes fueron conducidos hasta una carpa donde fueron recibidos por el gobernador de la ciudad, Ass Sougoufara. Éste elogió la valentía de los que "han emprendido un viaje peligroso en busca de un hipotético El Dorado", y les invitó a tener paciencia para poder aprovecharse de los proyectos lanzados por el Gobierno senegalés de Addoulaye Wade para resolver el problema de la pobreza y el desempleo. Según relató la emisora RFM, uno de los inmigrantes aseguró que había vivido su segunda experiencia de deportación, pero que aprovecharía la primera oportunidad que tuviera para intentarlo otra vez.

Tras el acto de bienvenida, se procedió a la identificación de los recién llegados, que pasaron varios controles sanitarios. Las fuerzas de seguridad senegalesas montaron un fuerte dispositivo en las pistas del aeropuerto. Unos 50 agentes, que portaban fusiles con pelotas de goma e iban provistos de cascos y porras, vigilaron para que no se produjeran altercados. Otros 50 agentes llevaban armas de fuego real.

Los extranjeros, de entre 18 y 35 años, no ofrecieron ninguna resistencia, como ocurriera con el vuelo del pasado mes de mayo, cuando los 99 repatriados se negaron a bajar del avión y dijeron que habían sido engañados sobre su destino. Esa repatriación generó manifestaciones de protesta en algunos barrios de la capital, lo que obligó al Gobierno local a pedir a Madrid que suspendiera las deportaciones.

Tras los primeros contactos con las autoridades senegalesas los inmigrantes fueron reagrupados anoche junto a la terminal y desde allí, introducidos en pequeños autobuses, que a la una de la madrugada aún no habían salido del aeródromo. Los sin papeles aseguraron que la policía española los maniató en el centro de retención de Fuerteventura, y que el embarque se produjo sin incidentes. Justo antes de iniciar el descenso hacia Senegal, los agentes les quitaron las cintas con las que mantenían sus manos atadas, pero ellos las exhibieron al abandonar el avión, un aparato de la compañía Air Europa.

Según uno de los mandos policiales que se encontraba en el aeropuerto, los inmigrantes no serán conducidos a comisaría, como los detenidos en los últimos días cuando intentaban partir hacia Canarias, sino transportados en autobuses hasta el centro de la ciudad de San Luis. Las autoridades senegalesas les dieron 10.000 francos CFA (15 euros) para retornar a sus hogares en transporte público.

En declaraciones a Efe, el ministro del Interior senegalés, Ousmane Ngom, había explicado que el aplazamiento de los vuelos, previstos inicialmente para el miércoles, se debió a "razones técnicas", sin facilitar otros detalles al respecto. La decisión del Gobierno senegalés de recibir a los repatriados en el norte del país y no en Dakar, obedece a la necesidad de mantener la discreción y la seguridad en torno a la operación, tras el descontento generado en la opinión pública a raíz del acuerdo con España para que los emigrantes irregulares sean devueltos a su país.

Los policías que acompañaban a los inmigrantes habían partido horas antes del aeropuerto de Barajas. La mayor parte del contingente policial estaba compuesto por miembros de las Unidades de Intervención Policial procedentes de Valencia y Sevilla, a los que acompañan agentes de la Comisaría de Extranjería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de septiembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50