Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Clos, Calvo, Piqué y Saura, 'rebeldes' para la justicia de EE UU

26 políticos permanecen desde junio de 2005 imputados en Illinois por un impago a una productora del Fórum de Barcelona

El ministro de Industria y ex presidente del Fórum, Joan Clos, ha sido declarado "en rebeldía" por una juez de Illinois (EE UU), junto a los otros 25 miembros del Consejo de Administración del Fórum de Barcelona, por impago a una productora cinematográfica.

Entre estas personas figuran la ministra de Cultura, Carmen Calvo; el ex conseller en cap de la Generalitat Josep Bargalló; Ernest Maragall, hermano del presidente de la Generalitat; el líder del PP de Cataluña, Josep Piqué, y el conseller de Relaciones Institucionales, Joan Saura.

La juez Sophie H. Hall, del juzgado del condado de Cook (Illinois), condenó el 23 de abril de 2004 al Fórum de Barcelona a pagar 4 millones de dolares (3,4 millones de euros) a las productoras Think Big Productions y Rosalini Film Productions por impago de una película de promoción encargada por el Fórum.

Todo empezó en 2001, cuando Fórum contrató una película sobre la leyenda de Sant Jordi

El 16 de marzo de 2005, la juez Hall citó a todos los miembros del consejo de administración del Fórum. En el texto de la citación se requería la presentación de la contabilidad al objeto de embargar sus bienes para saldar la deuda. Tras la incomparecencia de todos ellos, tres meses más tarde, en junio de 2005, la juez declaró a los 26 imputados en rebeldía por un delito de desacato, condenándolos a pagar una multa de 3.000 dolares al día (2.543 euros) a la tesorería del condado de Cook, deuda que, con el paso del tiempo, asciende ya a un millón de dólares.

Por su parte, los directivos de la productora se enfrentan a una querella en la que los abogados de Fórum piden dos años de cárcel por amenazas. El juicio se va a celebrar el próximo mes de noviembre en el juzgado de lo penal número 9 de Barcelona, pese a que el fiscal solicitó al juez el cierre del caso.

Desde la Embajada de EE UU en Madrid se explicó a Servimedia que los abogados norteamericanos de los miembros del Consejo presentaron la inmunidad diplomática como excusa para no presentarse en el juicio, aunque, añaden, si cualquiera de ellos quisiera viajar a Estados Unidos debería pedir un visado especial ante la Embajada del país americano en Madrid.

Josep Piqué, también implicado, afirma que por parte del Ayuntamiento de Barcelona existe, "como siempre, una especie de minimización" del problema, y advirtió de que esto "puede acabar siendo un pleito importante con alcance internacional" que podría provocar "consecuencias personales para los implicados en un viaje a Estados Unidos".

Todo empezó en abril 2001, cuando dos productoras americanas firmaron un contrato de confidencialidad y buena fe con la organización del Fórum de Barcelona para realizar una película en formato Imax sobre la leyenda de Sant Jordi, al objeto de promocionar la imagen de Cataluña en diversos países.

Según fuentes de la productora, la organización del Fórum les prometió 7,5 millones de euros para realizar la película a través de un memorándum de la organización y el proyecto contaba con el apoyo de la Unesco. Después de 13 meses de trabajo y casi un millón de dolares invertidos (847.960 euros), en el verano del año 2002, cuando las productoras ya tenían ultimado el guión y ya habían realizado la preproducción -habían hablado con el grupo cómico Tricicle para que fueran los protagonistas-, Fórum rechazó el proyecto aduciendo que no se ajustaba a su marco de actuación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de septiembre de 2006