Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los inmigrantes constituyen el 10% de los 720.000 alumnos del nuevo curso escolar

Font de Mora señala que ocho de cada diez extranjeros cursan estudios en la pública

411.889 alumnos empiezan mañana sus clases de Infantil y Primaria y el próximo viernes lo harán 307.610 estudiantes de Secundaria y Postobligarios. En total, el nuevo curso escolar arranca con 719.499 alumnos, de los 71.941 son inmigrantes, lo que supone un 10% del total, el doble de hace cinco años. Ocho de cada diez alumnos inmigrantes asisten a la escuela pública, cuya proporción en la Comunidad Valenciana en relación con la privada y concertada es de siete a tres, según manifestó ayer el consejero de Educación, Alejandro Font de Mora.

Educación asegura que mañana no habrá problemas con el transporte escolar

Para enseñar a los casi 720.000 alumnos, 12.209 más que el curso pasado, habrá 48.220 profesores, lo que supone un aumento de 1.094 con respecto al ejercicio anterior, según la catarata de datos que ofreció el consejero, arropado por todo su equipo de Educación, con motivo del inicio del curso escolar. La tendencia se confirma y la curva de la evolución del alumnado en la Comunidad Valenciana continúa ascendiendo desde el curso 2002-03, gracias al aporte migratorio. Ahora se ha alcanzado una cifra global de alumnos similar a la de hace 10 años, justo cuando empezó a disminuir el número de estudiantes hasta que la tendencia se invirtió en el 2001, en coincidencia con la llegada generalizada de inmigrantes. El 43% procede de Hispanoamérica, el 22% de Europa Oriental y el 13% del Norte de África.

Este inicio de curso cuenta con 10.798 inmigrantes más que el del pasado, un 18% de aumento. Su integración y adaptación acarrean una serie de demandas y problemas. El consejero señaló la generalización de la implantación de medidas que favorezcan la integración como el quinto objetivo de lo que llamó "decálogo de la calidad educativa". Destacó que se ofrecerán 383 Programas de Diversificación Curricular (13 más que el pasado año), 323 Programas de Garantía Social (74 más) y habrá 513 profesores de compensación (55 más). Medidas insuficientes en relación con la magnitud del fenómeno a juicio de los sindicatos mayoritarios de la enseñanza. Font de Mora reiteró que la consejería ha de hacer un gran esfuerzo para adaptarse a esta situación, "pero especialmente la sociedad".

El consejero señaló que los colegios privados y concertados no han podido dar cabida a toda la demanda de los padres e incidió en que Madrid o el País Vasco tienen una proporción más equilibrada que la Comunidad Valenciana en cuanto a relación entre los colegios públicos y privados, al ser mayor el número de estos últimos.

En cuanto a las aulas prefabricadas o barracones, apuntó que hay un total de 865 y en ellos aprenderán la lección "sólo" el 3,8% del alumnado valenciano, es de decir, más de 27.000 alumnos. Font de Mora agregó que el aumento de "139 aulas prefabricadas" se explica por "la remodelación integral de numerosos centros". Añadió que este año se suprimirán "120 aulas prefabricadas crónicas".

En el capítulo de construcción de centros, el consejero aprovechó la ocasión para resaltar que el curso pasado se crearon 28 centros, 12 de Infantil y Primaria y 16 de Secundaria. También apuntó como uno de los objetivos principales del decálogo la estabilización del profesorado con nuevas ofertas de empleo público.

Por otra parte, la consejería garantizó ayer "plenamente" el transporte escolar a partir de mañana, según indicó el secretario autonómico de Educación, Máximo Caturla. Explicó que "a raíz de la adjudicación de los concursos se han producido tensiones porque una organización empresarial del sector, concretamente Adiva, al parecer, no ha visto satisfechas sus expectativas en el concurso". "Ante esta situación, y habiéndose incumplido por su parte determinados trámites, se ha declarado desierto el concurso en nueve de los doce lotes", dijo.

Educación aseguró trabajar con un amplio grupo de transportistas del sector, utilizando un procedimiento administrativo de emergencia, para asegurar la normalidad del transporte. En estos momentos, ya se ha cubierto prácticamente todas las rutas y se sigue trabajando para que en las próximas horas quede zanjada la cuestión para iniciar mañana el curso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de septiembre de 2006