La depuradora del Maresme se construirá entre Pineda de Mar y Santa Susanna

La Agencia Catalana del Agua (ACA) ha decidido ya la ubicación definitiva de la depuradora que se va a construir en la zona del alto Maresme. Estará entre las localidades de Pineda de Mar y Santa Susanna, casi tocando a la zona costera. La decisión ha sido tomada tras largas y minuciosas negociaciones con los responsables municipales de estas poblaciones, según fuentes de la ACA, aunque con cierta premura para no perder las ayudas previstas por la Comunidad Europea, que suman unos 14,4 millones de euros.

La nueva depuradora servirá para sanear las aguas de Calella, Malgrat, Palafolls, Pineda y Santa Susanna, lo que equivale a una población de unos 150.000 habitantes. La población de la zona oscila entre los 100.000 habitantes en la temporada no turística y los 216.000 en los momentos punta. El caudal diario tratado será de 25.000 metros cúbicos en temporada baja y de 54.000 en temporada alta.

El emplazamiento decidido tiene, según el director de la ACA, Manuel Hernández, diversas ventajas, aunque puede ser también objeto de crítica, según él mismo reconoce. De hecho, algunas poblaciones hubieran preferido que se construyera en una zona interior, pese a que eso habría supuesto un notable consumo de energía al tener que bombear las materias que depurar. Con esta solución, en cambio, el mantenimiento y el consumo es menor, aunque los costes de la construcción sean ligeramente más altos.

Ventajas

El emplazamiento decidido tiene una segunda ventaja: se halla en su casi totalidad en terrenos de titularidad pública. Además, el sistema de construcción decidido (con una parte de la planta semisoterrada) permite afectar una parte mucho menor del terreno. De no haber optado por esta solución, se hubiera necesitado afectar 1,74 hectáreas, mientras que ahora bastará con 0,3 hectáreas (el resto es ya suelo público), aunque la superficie total es de 1,62 hectáreas de un terreno global de 3,87 hectáreas.

De todas formas, la zona en la que se construirá es mucho más apetitosa para los constructores, ya que se halla en la primera línea del litoral, junto a la vía del tren.

La nueva depuradora se parece en lo referente a los métodos constructivos a la existente bajo la plaza del Fórum y dispondrá de un mecanismo que elimine los olores de las aguas residuales que se traten. La planta incorporará también el tratamiento biológico y un sistema de construcción compacto que reduzca el impacto sobre el paisaje.

La ACA propone una comisión de seguimiento de la que forman parte las dos poblaciones cuyos terrenos quedan directamente afectados, aunque con la posibilidad de que se integren en la misma las otras localidades a las que la planta dará servicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 04 de septiembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50