Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los muertos en carretera caen un 50% en los dos primeros meses del carné por puntos

Fallece un motorista en Azpeitia en el comienzo de la fase final de la operación retorno

Las carreteras vascas registraron entre el 1 de julio, cuando entró en vigor el nuevo carné por puntos, y el 31 de agosto pasados un total de 11 fallecidos en accidentes de circulación, exactamente la mitad que en el mismo periodo de 2005. El Gobierno aseguró ayer al difundir esta estadística que es la "prueba palpable de lo positivo" de la puesta en marcha del nuevo permiso de conducir. El número total de accidentes desciende un 25% y el de heridos, tanto graves como leves, más de un 30%. Un motorista falleció ayer en el primer día de la segunda fase de la operación retorno.

El mayor descenso de la mortalidad se ha producido, con gran diferencia, en las carreteras guipuzcoanas, que han pasado de los diez muertos registrados el año pasado a sólo uno en este verano. Respecto a la cifra de accidentes, ya sean con o sin víctimas, en los dos meses de este verano se han producido un total de 1.557 frente a los 2.093 del pasado año en el mismo periodo, lo que supone un descenso del 25,6%. Los heridos graves fueron 79, frente a 113 del pasado año, y los leves 632 por 954 del anterior ejercicio. El territorio donde mayor descenso porcentual se ha produjo en el número de accidentes ha sido Vizcaya, con una disminución de un 32,3%, seguida por Guipúzcoa, con un 25,7%, y Álava, muy por debajo, con un 3,8% (ver gráfico).

Interior atribuye de forma directa el descenso general de la siniestralidad, que acentúa la tendencia que se venía marcando en los últimos años, al esfuerzo realizado a través de los sucesivos planes de seguridad vial en sus diferentes aspectos y, especialmente, al desarrollo del carné por puntos.

El Plan de Seguridad Vial actualmente vigente incluye la participación de un total de 27 organismos e instituciones en 279 actuaciones con el objetivo de mejorar la seguridad del tráfico y las carreteras. El presupuesto conjunto para todas estas acciones supera los 16 millones de euros.

La difusión pública ayer de los datos sobre la buena marcha de la siniestralidad vial en Euskadi quedó empañada por el fallecimiento de otra persona en las carreteras vascas. Un vecino de San Sebastián, cuyo nombre corresponde a las iniciales H.M.S., de 43 años, murió a las cuatro de la tarde al salirse la motocicleta que conducía de la calzada por causas desconocidas en la carretera GI-631 a su paso por el término municipal de Azpeitia. A causa del siniestro, la citada carretera quedó cortada parcialmente a la circulación durante unas dos horas hasta que el juez ordenó el levantamiento del cadáver.

Este accidente fue el único siniestro de gravedad registrado ayer en el primer día de la segunda y última fase de la operación retorno de las vacaciones de verano, puesta en marcha por Interior a las ocho de la mañana de ayer y que permanecerá activa hasta esta medianoche.

Escasas retenciones

La primera fase se desarrolló entre las dos de la tarde del viernes 25 de agosto y la medianoche del domingo 27 y durante ella se registró un único fallecido, también, como ayer, en una carretera secundaria (en ese caso, la BI-2134 en Sopelana). A lo largo de toda la jornada de ayer el tráfico fue intenso, pero no se registraron retenciones significativas en ningún tramo de la red viaria, según informó la Ertzaintza. Las colas en la A-8 en la frontera de Irún no superaron por la tarde el kilómetro de longitud, muy inferiores a las de la primera fase de la operación retorno, cuando durante dos días consecutivos llegaron a superar los ocho kilómetros.

El Centro de Gestión de Tráfico de Euskadi, que controla el estado de la circulación a través de 78 cámaras de televisión y un sistema de sensores, informa a los usuarios a través de 36 paneles colocados en las principales vías. También ofrece información sobre el estado del tráfico en el teléfono 902 112 088 y la web www.euskadi.net/trafikoa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de septiembre de 2006