Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alto el fuego en Oriente Próximo

Kofi Annan pide a Siria que frene el envío de armas a Hezbolá

La ONU asegura que los fusiles y explosivos siguen cruzando la frontera

Tras toparse en Israel con una rotunda negativa a levantar el bloqueo sobre Líbano, Kofi Annan comenzó ayer en Damasco una etapa aún más difícil de la gira que efectúa por Oriente Próximo con el propósito de consolidar el alto el fuego entre Israel y Hezbolá. Anoche, el secretario general de la ONU exigió a Siria la interrupción inmediata del envío de armas a la milicia chií.

La petición de no entregar armas a Hezbolá, que Annan expresó al ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, durante su encuentro de ayer, es uno de los puntos clave de la resolución 1.701 del Consejo de Seguridad.

Annan repetirá su mensaje cuando se entreviste hoy con el presidente Bachar el Asad. Insistirá también en que Siria se siente a negociar la delimitación de su frontera con Líbano y el establecimiento de relaciones diplomáticas con su vecino. "El secretario general será muy claro", declaró una fuente de la ONU. "El embargo de armas a las milicias libanesas debe cumplirse a rajatabla". Naciones Unidas tiene información de que el flujo de pequeñas armas, fusiles Kaláshnikov y explosivos a Hezbolá continúa, a pesar de que la resolución 1.701 lo prohíbe expresamente.

Consciente de que Siria tiene la llave para que el alto el fuego se consolide, Annan tratará de convencer hoy al presidente El Asad de que el desarme de Hezbolá beneficiará a largo plazo a su país y a todo Oriente Próximo. Annan es el más alto representante de la comunidad internacional que visita Damasco desde la aprobación de la resolución 1.701, que puso fin a 33 días de guerra.

El entorno del secretario general espera que el presidente sirio venda cara su colaboración. Bachar el Asad se niega en redondo a que la fuerza internacional de la ONU patrulle la frontera de su país con Líbano, como exige Israel, para interrumpir el envío de armas a Hezbolá. El dirigente sirio ha llegado a amenazar con cerrar todos los accesos terrestres a Líbano, con lo que este país -sometido ya a un férreo bloqueo marítimo y terrestre por parte de Israel- quedaría completamente aislado del resto del mundo. Temeroso de que se cumpla la amenaza, el Gobierno libanés ha enviado 8.600 soldados a controlar la frontera con Siria, tarea en la que espera contar con ayuda de expertos y tecnología cedidos por Alemania.

Annan llegó a Damasco un día después de que Hugo Chávez abandonase la ciudad. Las principales avenidas de la histórica capital de los omeyas seguían ayer engalanadas con mensajes de bienvenida escritos en español al presidente venezolano, quien aprovechó su estancia para cerrar una alianza política y económica con Siria y criticar en duros términos a EE UU e Israel. Durante la visita de Chávez, Bachar el Asad dio una muestra del ambiente con el que Kofi Annan va a encontrarse en su entrevista de hoy. "El actual mecanismo del Consejo de Seguridad", dijo el presidente sirio, "puede traer más caos y destrucción y alejar al mundo de la paz".

Siria recela del papel que Naciones Unidas desempeña en Oriente Próximo, especialmente tras la apertura de una investigación sobre el asesinato del primer ministro libanés Rafik Hariri en febrero de 2005, aún no concluida pero que apunta a la participación de altos cargos sirios en el atentado. El pasado lunes, Annan visitó en Beirut la tumba de Hariri, cuya muerte desencadenó la llamada "revolución de los cedros" y la salida de las tropas sirias de Líbano en cumplimiento de la resolución 1.551 del Consejo de Seguridad, patrocinada por EE UU y Francia.

Tras una estancia de apenas 24 horas en Damasco, Annan proseguirá su periplo en un Airbus A 310 cedido por España con una breve parada en Qatar, actual representante árabe en el Consejo de Seguridad y uno de los países que más activamente colabora en la reconstrucción de Líbano.

[Portugal participará en la misión de la ONU en Líbano con 140 soldados de la Compañía de Ingeniería Mecanizada, cuya tarea principal consistirá en reconstruir infraestructuras dañadas al sur del país, informa Miguel Mora. El ministro de Defensa, Severiano Teixeira, anunció el jueves que los militares portugueses estarán listos para incorporarse al tercer contingente de la FINUL el 14 de octubre].

Inquietante alianza

Siria e Irán, los dos grandes aliados de Hezbolá, se sienten reforzados por lo que consideran una victoria propia sobre Israel en suelo libanés. La alianza entre Damasco y Teherán -nacida de la mutua enemistad hacia el régimen de Sadam Husein- despierta cada vez más inquietud en los llamados países árabes "moderados", aliados de EE UU y habitados mayoritariamente -como Siria- por musulmanes suníes. La enorme popularidad lograda por el movimiento chií Hezbolá en el mundo islámico tras la guerra con Israel ha colocado en una situación incómoda a los regímenes autoritarios de Jordania, Egipto y Arabia Saudí, que no ocultan su desconfianza por el papel de Irán, predominantemente persa y chií, en Oriente Próximo. Kofi Annan se entrevistará mañana con el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, y con el máximo líder espiritual del país, Alí Jamenei, a los que pedirá que colaboren en la búsqueda de un alto el fuego permanente en el sur de Líbano y en la resolución de los grandes problemas de la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de septiembre de 2006

Más información