La oposición venezolana se echa a la calle para apoyar al rival de Chávez

Manuel Rosales recibe el respaldo de 30 organizaciones ante los comicios de diciembre

Por primera vez desde el referéndum revocatorio, la oposición venezolana tomó las calles del centro de Caracas para acompañar a su candidato, Manuel Rosales, en su inscripción formal ante el Consejo Nacional Electoral. En este trámite, Rosales tuvo el apoyo de miles de seguidores y de 30 organizaciones políticas, entre las que no figura uno de los tradicionales partidos venezolanos, el socialdemócrata Acción Democrática, que preconiza la abstención al considerar que el órgano electoral no garantiza las condiciones mínimas para ejercer el voto.

El acto de formalización de la candidatura, celebrado el sábado por la tarde en Caracas, fue bien recibido por los sectores opositores que se animaron a participar en la movilización nacional convocada por Rosales. Las 30 organizaciones políticas que apoyan a Rosales son de diversas ideologías y destacan el partido de centro derecha Primero Justicia y el de extrema izquierda Bandera Roja.

La manifestación de apoyo a Rosales es la primera que ha desarrollado la oposición en la Avenida México y la Avenida Universidad, dos de las principales arterias del centro de la capital venezolana, consideradas desde el golpe de estado de abril de 2002 territorio de los grupos partidarios del presidente Hugo Chávez. Poco antes de formalizar su postulación el llamado "candidato del consenso de la oposición" realizó un mitin que duró 40 minutos en el que prometió liquidar la pobreza con una mejor distribución de la renta petrolera y revisar los acuerdos petroleros de Venezuela.

"No lavaremos la cabeza a Estados Unidos pero tampoco regalaremos nuestras riquezas al barbudo (Fidel Castro)", afirmó Rosales, quien prometió que cambiará los fusiles entregados a los jóvenes por ordenadores personales y becas.

Rosales negó recibir recursos del exterior en clara alusión al presidente Chávez, quien ha señalado que los candidatos opositores son "los candidatos del imperio, los candidatos de Bush".

Durante su alocución, Rosales también puso en duda la posibilidad de que el presidente Chávez alcance su meta de lograr la reelección con 10 millones de votos. En la precampaña, Chávez había hecho énfasis en la necesidad de triunfar con 10 millones de votos. Sin embargo, la semana pasada afirmó que bastarían ocho millones para la reelección.

El candidato opositor debe abandonar hoy su cargo de gobernador del estado Zulia, al oeste del país, para asumir la reelección del oficialismo.

La región que gobierna Rosales es fronteriza con Colombia y genera la mayor cantidad de ingresos por exportaciones de petróleo. Unos 16 millones de electores, la mayoría del estado Zulia, serán convocados a los comicios que se realizarán el próximo 3 de diciembre.

Aunque es conocido como el candidato de consenso de la oposición, Rosales aún deberá "negociar" con otros dos aspirantes que mantienen sus candidaturas: Roberto Smith, ex ministro socialdemócrata y Benjamín Rausseo, un humorista conocido que ha ganado popularidad, aunque las encuestas sobre preferencias de aspirantes de oposición favorecen a Rosales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de agosto de 2006.

Lo más visto en...

Top 50