Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La banda Latin Kings se convierte en asociación legal en Cataluña

La Generalitat ha legalizado como asociación con fines culturales a la banda juvenil de los Latin Kings de Cataluña, pandilla urbana integrada mayoritariamente por hijos de inmigrantes ecuatorianos y hasta ahora perseguida por la policía. Las negociaciones han durado casi dos años y en ellas ha intervenido el sacerdote neoyorquino Luis Barbero, que ha contribuido a pacificar a grupos de este tipo en Estados Unidos, según informó ayer El Periódico. Los Ñetas, la banda rival de los Latin Kings, de origen puertorriqueño, asentada en Barcelona, también está pendiente de su legalización, que probablemente se producirá en septiembre.

La nueva entidad, cuyos estatutos han sido aprobados por la Dirección General de Derecho y Entidades Jurídicas de la Generalitat, se llamará Asociación Cultural de Reyes y Reinas Latinos de Cataluña. La agrupación, según la dirección general, cumple con los requisitos exigidos tanto por la Ley de Asociaciones catalanas como la orgánica de Asociaciones, que prohíbe grupos delictivos, asociaciones secretas o paramilitares.

Reyes y Reinas Latinos, como cualquier otra asociación de tipo cultural, podrá pedir y recibir subvenciones, aunque, pese a la aprobación de la Generalitat, la nueva asociación podrá ser declarada ilegal por los juzgados.

El Ayuntamiento de Barcelona puso en marcha, en noviembre de 2004, un plan para que ambas bandas emprendieran el proceso de legalización. Tanto los Latin Kings como los Ñetas de Barcelona han renunciado públicamente a la violencia. Los primeros ya aprobaron su reconversión en asociación de tipo cultural en una asamblea celebrada el pasado mes de enero.

Madrid y Génova

Está previsto asimismo que los Kings y los Ñetas de Madrid, Génova (Italia), Quito (Ecuador) y San Juan (Puerto Rico) sigan el mismo proceso de legalización.

El alcalde en funciones de Barcelona, Jordi Portabella, afirmó ayer que el proceso ha sido "un éxito" y con pocos precedentes en "Europa y en el mundo". En las negociaciones para que pasaran de bandas a asociaciones, añadió, participó un equipo de sociólogos y de educadores de calle, informa Europa Press.

Con la legalización de los Latin Kings, sus miembros "sin perder la identidad", afirmó Portabella, abren nuevas vías para "aglutinar y dar salida" a los jóvenes que "se puedan sentir atraídos" por las pandillas.

Respecto a la posibilidad de que los Latin Kings puedan recibir subvenciones por parte del Ayuntamiento, el alcalde en funciones señaló que "se prevé el mismo trato que otras asociaciones", por lo que el hecho de que reciban el apoyo económico se valorará "en función de la repercusión de sus actividades". Portabella reconoció la "valentía" de los líderes de los Latin Kings a la hora de dar "el paso adelante, de no automarginarse y de aceptar las reglas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de agosto de 2006