Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Provincial ordena la disolución de los Latin Kings en Madrid

Condena además a 11 acusados "como autores responsables de un delito de asociación ilícita"

El tribunal de la Audiencia Provincial de Madrid, que el pasado mes de mayo juzgó a 14 dirigentes de la Latin Kings, ha ordenado hoy la disolución de esta organización en la Comunidad de Madrid, al tiempo que ha condenado a 11 cabecillas y miembros a penas de entre tres años y un año y cuatro meses de prisión por asociación ilícita. Esta banda latina es desde agosto, al igual que los Ñetas desde hace unas semanas, una asociación sociocultural en Cataluña con 200 miembros. Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia, ha considerado el fallo "un gran paso adelante" y un "aviso a navegantes".

"Procede acordar la disolución de la Sagrada Tribu América Spain (STAS) de la Todopoderosa Nación de los Reyes y Reinas Latinos (Almigthy Latin Kings & Queens Nation: ALKQN) en lo que respecta a la sección o 'reino' establecido en la Comunidad Autónoma de Madrid (Reino Inca)", dice la sentencia dictada por la sección decimoquinta de la Audiencia madrileña. Este tribunal, que juzgó en mayo a 14 dirigentes de la banda latina, 13 de ellos de nacionalidad ecuatoriana, ha acordado también condenar a 11 de los acusados a penas de entre tres años, y un año y cuatro meses de prisión por asociación ilícita: a seis como "directores o dirigentes de la organización" y al resto como "miembros activos" de la banda.

Primero pacíficos, después, violentos

En sus fundamentos jurídicos, el fallo recuerda que para declarar la existencia de una asociación ilícita se precisa acreditar la unión de una pluralidad de personas para llevar a cabo una determinada actividad, la existencia de una organización más o menos compleja, la permanencia en el tiempo y que el fin de la asociación sea la comisión de delitos. "Es evidente que la Nación Latin King en el territorio de la Comunidad de Madrid está integrada por una pluralidad de personas y tiene una organización muy compleja, vista la estructura piramidal que presenta y la jerarquía que existe entre la diversidad de cargos que integran los distintos capítulos y también las personas con mando por encima de éstos", dice.

Añade que "otro tanto puede decirse del requisito de la permanencia, habida cuenta que la Sagrada Tribu America Spain se fundó en febrero del año 2000, por lo que lleva operando varios años, durante los cuales la organización ha crecido en número de miembros de base y también se ha ido complejizando en lo que respecta a su estructuración". Sobre si el fin de la organización es realizar actividades delictivas, la sala dice que si bien en los primeros años no se detectaron actos violentos, a partir de 2004 "comienzan a surgir fuertes enfrentamientos, fundamentalmente con la banda de los Ñetas, dentro de la Comunidad de Madrid", intentando cada grupo "marcar unos territorios propios" de los que desplaza a los contrarios.

Así, afirma que "si bien la organización Latin King en un primer momento pudo tener unos objetivos más acordes con la convivencia social y con la defensa de los valores latinos y de ayuda a los emigrantes de países latinoamericanos que llegaban a España, enseguida derivó en una segunda fase hacia conductas violentas". Los magistrados destacan que mientras se aprecia "una actividad intensa relacionada con la demarcación por la vía de la violencia de territorios con respecto a grupos opuestos", los datos relativos a las planificación y celebración de actos culturales, sociales o deportivos a favor de la comunidad latina en nuestro país por parte del grupo "son prácticamente inexistentes".

Estos son los condenados

"En definitiva, al haberse acreditado que en la organización se realizaban actos agresivos concretos contra los miembros internos del propio grupo, y ajustes de cuentas contra las bandas contrarias como una actividad primordial de la organización Latin King, no cabe más que concluir que tenía como un objetivo fundamental la comisión de actos delictivos", concluye. Entre los condenados está Eric Javier Velastegui, considerado el padrino de la organización y que ya está cumpliendo una condena de 21 años de cárcel por la violación de una mujer en 2003 en Madrid. Junto a él, José Fabricio Icaza, María Torres, Pablo Antonio Sánchez, Carlos Enrique Navas y Carlos Enrique Zúñiga han sido considerados dirigentes de la banda latina, mientras que Argelis Wilfrido Aguiño, Pablo Efraín Villegas, Geovanny José Cano y Denys Gary Piza son condenados como miembros activos.

En el caso del acusado Andrés Molina, el tribunal ha sustituido la pena de prisión por la de expulsión a su país de origen, Ecuador, y la prohibición de volver a España en diez años. Algunos de los procesados han sido condenados por una falta de lesiones, pero todos han sido absueltos de los de coacciones y amenazas que también les imputaba la Fiscalía, que solicitó penas de entre tres años y nueves meses y nueve años de cárcel. Por último, Javier Efraín Brito, Rafael Marcos Adriano Vivanco y Jackson William Cedeño han sido absueltos de todos los cargos.