_
_
_
_

El único centro de atención a adultos anoréxicos cierra en agosto

Agosto significa obsesión por la belleza y el "cuerpo perfecto"; agosto es sinónimo de biquinis y esfuerzos sobrehumanos por estar delgado. Y es justamente en agosto cuando la única unidad para adultos con anorexia y bulimia de la región, en el hospital Santa Cristina, en Goya, cierra.

Ante esta situación, Adaner -la Asociación en Defensa de la Atención a la Anorexia Nerviosa y Bulimia- y Javier Gómez, portavoz de Juventud del Partido Socialista de Madrid, denunciaron ayer la situación de "indefensión" a la que se enfrentan los 18 pacientes atendidos en este centro de día, desde que abrió en mayo, y sus familias.

"Todos sabemos que en verano la situación empeora", explicó Mari Carmen González, coordinadora de Adaner, después de acudir a la unidad de día de atención a enfermos de anorexia y bulimia mayores de 18 años del hospital Santa Cristina, donde comprobó que estaba cerrada. El centro, según la Consejería de Sanidad, echa el cierre por vacaciones. "Vacaciones que los enfermos de bulimia y anorexia no podrán disfrutar", en palabras de González, "porque es en verano cuando se producen más crisis".

La asociación se enteró del cierre del centro cuando la psicóloga de Adaner, encargada de atender las llamadas de los enfermos, recibió el 1 de agosto un aluvión de quejas de los pacientes.

Desde la Consejería de Sanidad aseguran que "la medida había sido acordada previamente con Adaner", extremo que la asociación niega rotundamente. "Pero ¿cómo íbamos a estar de acuerdo con el cierre de una unidad que, encima de ser la única de la región, lleva abierta tres meses?", dice indignada González, quien también se queja de que la única unidad específica para adultos funcione sólo de ocho de la mañana a tres de la tarde, de lunes a viernes.

"La Asamblea aprobó en noviembre de 2005 la creación del Observatorio Regional de la Anorexia y la Bulimia", agrega Javier Gómez. "Y, hasta ahora, nada". El observatorio permitiría saber el alcance de la enfermedad en la región y poner en marcha un protocolo de actuación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_