La CMT abre paso a una fuerte rebaja de las llamadas a teléfonos móviles

El regulador reducirá a la mitad en dos años las tarifas que se cobran entre compañías

Las llamadas a móviles pueden experimentar una fuerte reducción. Con esa intención, la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) forzará a Telefónica Móviles, Vodafone y Amena a que en dos años reduzcan a la mitad las tarifas de terminación, lo que cobra por el uso de su red la compañía del abonado que recibe una llamada a la del que la hace. El efecto sobre la factura final que paga el consumidor dependerá de en qué medida las compañías trasladen esa reducción a sus clientes. Las compañías de móviles dejarán de ingresar más de 1.500 millones de euros al año.

Cuando alguien realiza una llamada, tanto desde un teléfono fijo como desde un celular, a un abonado de un teléfono móvil, la compañía de este último cobra a la operadora del que llama una cantidad por el tramo de la comunicación que finaliza en su red. Es lo que se llama tarifa de terminación de llamada y supone uno de los principales costes de una llamada, ya que representa alrededor del 30% de los ingresos de las operadoras de telefonía móvil.

La CMT ha propuesto una drástica reducción de esas tarifas en los próximos dos años, entre el 1 de octubre de 2006 y septiembre de 2008. En concreto, el organismo regulador plantea en ese periodo una rebaja media de las tarifas de terminación del 47,7% para las llamadas a números de Movistar (Telefónica), del 48,8% para llamadas a abonados de Vodafone y del 54,3% para llamadas a números de Amena.

Además, la CMT ha decidido unificar los precios, ya que hasta ahora las tres operadoras cobraban distintas tarifas por la finalización de las llamadas en su red. De esta forma, en septiembre de 2008, el precio medio de la terminación de llamada será de 6 céntimos de euro por minuto para todas las llamadas a móvil, frente a los 11,4 céntimos que cobra actualmente Movistar, los 11,7 céntimos que carga Vodafone y los 13,1 céntimos de Amena.

La propuesta está contenida en un informe técnico con fecha 31 de julio que se ha basado en el estudio realizado por la consultora Nera Economic. El informe, que escalona la bajada de precios en cuatro reducciones semestrales sucesivas, justifica la medida en la obligación de que las compañías orienten esas tarifas a sus costes reales.

Se trata de una buena noticia para el consumidor porque el regulador pretende con ello provocar una rebaja en los precios finales que paga el usuario, y sobre los que no puede actuar porque no están regulados. No obstante, ese efecto beneficioso dependerá de en qué medida las compañías, tanto de fijo como de móvil, que pagan esas tarifas repercutan el ahorro en la factura que pagan sus clientes.

Descuento del 43%

De hecho, la CMT ha forzado en el pasado una fuerte reducción de estas tarifas, como prueba el hecho de que el ingreso medio efectivo por minuto de terminación en red móvil ha disminuido un 43% entre el año 2000 y el 2005. Ahora, el ritmo se acelera.

Se trata, sin duda, de un nuevo varapalo para las cuentas de resultados de las operadoras de móviles, que facturaron en 2005 por dejar terminar las llamadas en su red 3.554 millones de euros, el 29,6% del total de sus ingresos. Con las nuevas tarifas, la merma de ingresos superará los 1.500 millones de euros al año.

Pero las compañías de móviles no sólo tienen un enconado conflicto con la CMT, sino que también han planteado una verdadera batalla campal entre ellas a propósito de las llamadas de terminación debido a la descompensación de esas tarifas según las compañías, ya que tanto Movistar como Vodafone cobraban mucho menos que Amena, al tener mayor cuota de mercado. La CMT atendió las quejas de las primeras y forzó a unificar progresivamente sus tarifas.

Por otra parte, Telefónica de España ha presentado ante la CMT un recurso contra la inclusión del ADSL2+ (acceso a Internet con velocidad de hasta 20 megas) en la lista de servicios mayoristas sometidos a regulación, por entender que esa decisión del regulador "coarta su capacidad de innovación comercial", informa Efe.

Ganan los fijos

Los grandes beneficiados de las nuevas tarifas son los operadores de telefonía fija (Telefónica de España, Ono, Jazztel, France Télécom, R, Tele2, etcétera), que serán los primeros en sentir el ahorro en sus cuentas. Y es que del precio total que paga un abonado cuando realiza una llamada desde un fijo a un móvil, la compañía de móvil puede llevarse hasta el 80%.

La asimetría es más palpable si se tiene en cuenta que las compañías de fijo cobran seis veces menos por terminar las llamadas en su red que las de móviles (2,2 céntimos por minuto frente a los 13,1 céntimos de media que cobraban las compañías de móviles en 2005).

En 2003, Uni2 (actual France Télécom) y MCI llevaron el asunto al Tribunal de Defensa de la Competencia, pero éste rechazó el caso. Actualmente, Bruselas tramita varias denuncias de compañías fijas.

La UE también ha obligado a las compañías móviles a reducir sustancialmente las tarifas de interconexión internacional (roaming).

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de agosto de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50