Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vizcaya estudia ayudas por los daños de los dos últimos temporales

La Diputación de Vizcaya se reunirá el próximo 1 de agosto con el sindicato EHNE para estudiar ayudas por los daños ocasionados por los dos últimos temporales, el 4 de julio y el pasado miércoles, que afectaron a 11 localidades del territorio. El consistorio de Amorebieta solicitará al Gobierno central que declare zona catastrófica tras el vendaval del miércoles, que causó daños por 100.000 euros en bienes municipales y provocó importantes destrozos en dos empresas.

La fuerte tormenta del miércoles afectó a nueve localidades (Llodio, Ugao, Arrankudiaga, Zeberio, Igorre, Lemona, Amorebieta, Muxika y Mendata), con tejados levantados, invernaderos destrozados e inundaciones en caseríos, según señaló ayer EHNE. "En el cobertizo que está junto al caserío el viento ha arrancado el tejado y la uralita ha aparecido al otro lado de la autopista, a 500 metros", dijo José Antonio Zamalloa, un baserritarra de Amorebieta. En esta localidad una fábrica se quedó sin tejado y cristales y un concesionario de coches sufrió importantes destrozos en su interior. La tormenta cortó la luz en casi todo el municipio y algunas zonas amanecieron ayer sin suministro, que se restableció de forma progresiva a lo largo de la jornada.

El alcalde de Amorebieta, David Latxaga (PNV), dijo ayer que se necesitará un semana para que se restablezca la normalidad con la retirada de "docenas de árboles" que habían caído. Latxaga consideró "milagroso" que no hubiera heridos, después de los destrozos ocasionados. EHNE apuntó que muchos agricultores han perdido la producción entera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de julio de 2006