Miquel i Costas recurre el auto que le acusa de usar productos nocivos en el papel de fumar

El fabricante de papel de fumar Miquel i Costas ha presentado un recurso de apelación ante la Audiencia de Barcelona contra el auto del juez que considera que la empresa utilizó supuestamente productos no autorizados y "de gran potencial carcinógeno (cancerígeno)" para fabricar el papel.

El auto del Juzgado de Instrucción número 16 de Barcelona, da respuesta a una denuncia de 2000 y señala que la empresa "con objeto de incrementar márgenes sustituyó en la composición del papel de fumar que fabricaba (...) las fibras de lino, cáñamo, cereales (...) por otros no autorizados de madera y/o esparto (...) de gran potencial carcinógeno, originando así un riesgo o peligro para la salud de los consumidores".

La compañía presidida por Jordi Mercader aseguró ayer que utiliza distintas celulosas "dentro de los parámetros de máxima calidad" y "en cumplimiento de los requerimientos de sus clientes". Agregó que pretender que estos materiales son nocivos "no tiene fundamento alguno", afirmaron.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS