Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre en Gijón por matar a su ex novia y acuchillar al hijo de ambos

El agresor tenía denuncias por malos tratos y amenazas de su primera esposa

Una mujer de 22 años murió degollada y su hijo de dos años fue apuñalado y está en la UCI, aunque no se teme por su vida. El supuesto agresor, ahora detenido, es el ex compañero de la mujer y padre del bebé. Había estado casado anteriormente, y su ex esposa lo denunció por malos tratos en 2002. Pero a la policía no le constan denuncias de su última pareja, de la que estaba separado hacía mes y medio. La víctima vivía con su hermana y solía dejar al crío con el padre mientras trabajaba. A las ocho de la tarde lo recogía. Pero el jueves por la noche no volvieron a casa.

A las once de la noche del jueves pasado, ante la tardanza de Desirée P. P. en llegar a casa con el pequeño, y tras resultar baldíos los intentos de su familia de localizarla en su teléfono móvil, la madre de la víctima avisó a la policía. Una patrulla se personó en la vivienda del ahora detenido, José María S. D., de 45 años y, después de llamar varias veces sin obtener respuesta, optaron a media noche por acceder a la casa. Los agentes y los familiares de Desirée, cuya presencia fue solicitada por la policía, hallaron el cuerpo sin vida de la joven en el salón, en medio de un charco de sangre. La mujer había sido degollada con un cuchillo de cocina y también presentaba otras dos heridas causadas con arma blanca en el pecho, en la zona precordial.

En un dormitorio, y tumbados sobre la cama, los agentes hallaron al presunto agresor, con lesiones en el antebrazo, y al pequeño de dos años, hijo de la pareja, con cinco heridas con arma blanca en tórax, una de las cuales le alcanzó el pulmón y le causó un neumotórax.

Ambos fueron evacuados al hospital de Jove, de Gijón, donde el supuesto autor de los hechos, quedó ingresado bajo vigilancia policial.

En la UCI infantil

El pequeño, tras ser atendido en el centro de Jove, fue trasladado, a causa de la gravedad de su estado, a la unidad materno-infantil del Hospital Central Universitario de Asturias, en Oviedo, donde ayer fue intervenido quirúrgicamente del neumotórax causado por una de las heridas. Fuentes hospitalarias informaron de que el niño evoluciona bien dentro de la gravedad y que no se teme por su vida. Ayer continuaba en la UCI infantil a la espera de que le retiraran la respiración asistida. Sus padres llevaban separados hace mes y medio después de tres años de convivencia.

La víctima solía dejar al hijo por las tardes al cuidado del padre mientras ella cumplía su jornada laboral en una empresa de limpieza que presta servicio en el puerto. La mujer, que desde su separación vivía en casa de su hermana, próxima a la de su ex pareja, recogía al niño cada día a las ocho de la tarde, tras salir del trabajo. El jueves por la noche, ante la tardanza de Desirée y su hijo, la madre de la mujer avisó a la policía.

El detenido había estado casado 16 años con otra mujer, con la que tiene una hija de 19. En 2002 su ex mujer le denunció por malos tratos. Lo acusó de amenazarla de muerte en una ocasión y de haberle propinado una patada en la frente, en otra.

De su última pareja, Desirée, no constan denuncias, ni los vecinos avisaron nunca por escuchar peleas, según dice la policía.

El supuesto agresor se había jubilado recientemente a causa de un infarto y estaba pasando una época depresiva, según fuentes de la investigación. Ayer fue dado de alta y conducido a la comisaría.

La asociación de vecinos del barrio gijonés de Portuarios, la corporación municipal de Gijón, el Instituto Asturiano de la Mujer y diversas formaciones políticas y colectivos expresaron la condena de los hechos. En el centro municipal de La Arena (Gijón) se celebró una concentración popular de repulsa y representantes de varias asociaciones de mujeres de Gijón acudieron al tanatorio para arropar a la familia de la víctima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de julio de 2006