Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El disparo que mató a un subsahariano que entraba en Melilla partió del lado marroquí de la frontera

Las fuerzas de seguridad marroquíes efectuaron al menos dos disparos, y acaso tres, en dirección al subsahariano que falleció el lunes pasado de madrugada al entrar en Melilla, tras haber escalado la valla que rodea la ciudad, según fuentes locales.

La autopsia del cadáver, que se inició el lunes y, tras una interrupción, se reanudó ayer, indica que el inmigrante tiene un orificio de entrada de bala, de tres o cuatro centímetros, debajo de la axila derecha con salida a la altura de la tetilla izquierda. En su tórax fue además encontrado un trozo de cobre de los que recubren los proyectiles.

Una inspección ocular de los paneles abatibles que culminan la verja, en el lugar en el que el inmigrante se desplomó, permitió además localizar dos orificios de bala.

El análisis de la trayectoria efectuado por expertos balísticos indica que los disparos se efectuaron del lado marroquí de la frontera. Es posible que uno de ellos alcanzase directamente al subsahariano o que le impactase después de atravesar el panel.

Las autoridades marroquíes reconocieron el lunes que sus agentes (Gendarmes, Fuerzas Auxiliares y Ejército) hicieron disparos intimidatorios al aire. El delegado del Gobierno en Melilla, José Fernández Chacón, afirmó también que la Guardia Civil no empleó armas de fuego para repeler a los sin papeles que intentaron saltar la valla y sólo utilizó material antidisturbios.

Otros dos subsaharianos fallecieron el mismo día del lado marroquí de la valla. El hospital Hassani de Nador precisó que uno de ellos "sucumbió a sus heridas" y el otro a causa de "un traumatismo severo de la pelvis". Esta versión contradice la facilitada inicialmente por Rabat, que achacó las dos muertes a los "alambres cortantes" de la verja.

"Queremos reiterar que las vallas (...) están concebidas para herir y matar", denunciaron ayer seis asociaciones humanitarias, entre las que destacan la Comisión Islámica de Melilla e Intercultura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de julio de 2006