Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Informes y vigilancia

Con la reforma de la LOU, el Gobierno ha dividido en dos el actual Consejo de Coordinación Universitaria, en el que en la actualidad están representados los rectores, las administraciones y personalidades de reconocido prestigio. El objetivo es reforzar la coordinación del sistema universitario español.

Por un lado, habrá un Consejo de Universidades, en el que sólo estarán representantes del Ministerio de Educación, los rectores y cinco personas designadas por el presidente de este órgano. Por otro, habrá una conferencia sectorial, de la que formarán parte el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas.

Precisamente a este segundo organismo se le ha encomendado la misión -según figura en el nuevo texto del anteproyecto de ley- de vigilar la aplicación del principio de igualdad entre hombres y mujeres, coordinando la realización de informes sobre esta cuestión.

En los objetivos de la ley se dice además que las administraciones deberán eliminar todos los obstáculos que impiden a las mujeres llegar a los órganos de gobierno de las universidades y a los puestos más altos del ejercicio docente e investigador.

También se exige que se preste una atención especial al fomento de la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito de la investigación. Además, la el anteproyecto dice expresamente que se deberá promover que los equipos de investigación fomenten una presencia equilibrada entre hombres y mujeres y que desarrollen una carrera profesional "en condiciones de igualdad".

Por otra parte, esta norma introduce garantías para los estudiantes discapacitados. El texto señala que todos los miembros de la comunidad universitaria que tengan alguna discapacidad o necesiten alguna ayuda especial "deberán disponer de los medios, apoyos y recursos necesarios" que les aseguren una igualdad de oportunidades con sus compañeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de junio de 2006