_
_
_
_
La mayor trama de corrupción municipal

Detenidos 13 ex concejales de Marbella y varios directivos de las mayores constructoras andaluzas

Un imperio desde la nadaCompañero de RocaDe Ávila a Marbella

Las actuaciones judiciales contra la corrupción en Marbella dieron ayer un giro trascendental para centrarse en lo que muchos consideran la principal actividad generadora de delincuencia política: el urbanismo. La segunda fase de la Operación Malaya se inició ayer con la detención en diversos puntos de España de 30 personas "implicadas en presuntos delitos de prevaricación y cohecho", según el Ministerio del Interior. Entre los arrestados figuran 13 ex concejales de la disuelta corporación marbellí, algunos de los cuales ya fueron detenidos el pasado 29 de marzo en la primera fase de la operación, varios directivos de algunas de las mayores empresas constructoras y promotoras de Andalucía, además de antiguos altos cargos del consistorio marbellí como el ex jefe de la Policía Local Rafael del Pozo, o el ex secretario general del Ayuntamiento Leopoldo Barrantes.

Doce de los catorce ediles que firmaron la moción de censura contra Julián Muñoz están involucrados en el caso
Los agentes intervienen propiedades, dinero y diversa documentación en la segunda fase de la Operación Malaya
La policía asegura que los arrestados están implicados en los presuntos delitos de prevaricación y cohecho
Más información
Marbella, segundo acto
Sobornos para una moción de censura
Rafael Gómez: "No he puesto ni un puto ladrillo en Marbella"

La investigación judicial y policial sostiene que en torno a la moción de censura que derribó a Julián Muñoz, firmada por 14 concejales, se tejieron redes de corrupción con Juan Antonio Roca, asesor de urbanismo, como cerebro de las mismas. Esas redes, en las que estaban implicados empresarios con intereses en Marbella, facilitaron dinero a los concejales para conseguir su apoyo para cambiar el gobierno municipal. De los 14 firmantes de aquella moción de censura, 12 han sido detenidos por orden judicial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La operación de ayer también ha permitido intervenir propiedades e "importantes sumas de dinero". Muchos de los empresarios detenidos figuraban en las notas manuscritas de una agenda personal de Roca incautada por la policía hace meses. La primera persona de la que se conoció el arresto fue el constructor cordobés Rafael Gómez Sánchez, conocido popularmente como Sandokán por su bigote y su espesa melena ya canosa. Este empresario es dueño de la promotora Arenal 2000, la más poderosa de la provincia de Córdoba.

Otro de los empresarios arrestados es Francisco García, director comercial de la promotora malagueña Aifos, la tercera empresa de la provincia con unas ventas de 346 millones de euros y 1.900 empleados. Aifos es propietaria de dos hoteles de lujo en la ciudad, los Guadalpín, ambos pendientes de licencia de apertura. El próximo viernes, el dueño de la empresa, Jesús Ruiz, está citado en un juzgado de Málaga para responder a la denuncia de una empresa británica de reventa de viviendas que le acusa de estafa por venderle casas que no tenían licencia de obra, informa Javier Martín-Arroyo.

Entre los detenidos en Marbella se encuentra el hombre de negocios murciano Tomás Olivo, dueño del mayor centro comercial de Andalucía, La Cañada.

En Granada fue detenido el constructor José Ávila Rojas. Según sus familiares, este empresario llamó a la policía "cuando supo que le estaban buscando", ya que las pesquisas para su localización se iniciaron el lunes por la noche. Ávila Rojas facilitó una dirección para su arresto, que no se efectuó ni en su domicilio ni en ninguna de las oficinas de su empresa. El grupo Ávila Rojas obtuvo en 2005 una facturación cercana a los 200 millones de euros. Además, en Sevilla fueron detenidos los hermanos Manuel Ignacio e Ignacio González Sánchez-Dalp, ganaderos de reses bravas y promotores muy conocidos en la capital hispalense. Y en Marbella fue detenido Cristóbal Peñarroya, conocidísimo promotor malagueño.

La policía informó en un principio de la detención de 10 ex concejales de la corporación disuelta: Carmen Revilla, Antonio Luque, María José Lanzat, Rafael González, Francisco Javier Lendínez, José Luis Fernández Garrosa, Rafael Calleja, Emilio Jorrín, Miguel Jiménez y José Jaén, este último ya detenido en la primera fase. Posteriormente, se supo del arresto de María Belén Carmona, Vicente Manciles y Tomás Reñones. El ex edil y ex lateral derecho del Atlético de Madrid tuvo que interrumpir un viaje a Alemania para ver el España-Francia.

Según fuentes policiales, el origen de la investigación son unas notas manuscritas que se encontraron en una empresa para la que trabajaba Roca, aunque sin figurar en el organigrama. Además, en el disco duro de un ordenador incautado en la primera fase de la Operación Malaya había un listado con las iniciales de las empresas y las iniciales de los concejales y al lado una serie de cantidades al parecer pagadas por las compañías a los ediles.

Uno de los detenidos en la segunda fase de la Operación Malaya (en el centro, con la cabeza cubierta) es trasladado a los juzgados de Marbella.
Uno de los detenidos en la segunda fase de la Operación Malaya (en el centro, con la cabeza cubierta) es trasladado a los juzgados de Marbella.JULIÁN ROJAS

Ávila Rojas. Un imperio desde la nada

José Ávila Rojas se hizo a sí mismo construyendo en Granada miles de viviendas "para el pueblo". Cuando se agrietaron, fue bautizado como Ávila Rajas. Aun así, montó un imperio que perdió a principios de los 90: "Me arruiné. Vendí el suelo que tenía al banco por dos duros. Pagué un millón diario de deudas". Después se instaló en Marbella "por las facilidades que daba Gil". Construyó un complejo en zona verde y sus convenios aparecían en la agenda de Juan Antonio Roca. Ávila Rojas estaba seguro de que acabaría ante el juez. No es la primera vez.

Tomás Olivo. Compañero de Roca

Tomás Olivo nació en Cartagena, como Juan Antonio Roca. Olivo, el gran constructor, le llevó a Marbella a principios de los 90 y le presentó a todo el mundo. Roca le devolvió los favores. En 2000, el ayuntamiento le dio 2.223 millones de pesetas en suelo a Olivo a cambio de obra que nunca hizo, según el Tribunal de Cuentas. Allí construyó el centro comercial La Cañada. Además, levantó polémicos centros comerciales en Almería o Cádiz. Vive gran parte del tiempo en Santo Domingo, pero no falta a las procesiones de Cartagena.

Ventero Muñoz. De Ávila a Marbella

Un cartel se repite en muchos solares de España: "Vemusa. Ventero Muñoz, SA". Enrique Ventero, nacido en Cebreros (Ávila), promueve obras desde esa provincia a Madrid y de Andalucía a Murcia. Allí comparte con Juan Antonio Roca la urbanización La Loma del Rame, donde hay decenas de miles de viviendas previstas. Los ecologistas han acusado a Ventero de promover en su pueblo, de 2.500 habitantes, una urbanización de 3.500 viviendas. Aseguran que esa obra está detrás de la construcción de la autovía de los pantanos, que promueve el Gobierno de Madrid.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_