Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Negligencia en pruebas de selectividad

Todo el mundo sabe lo que se juega un alumno en selectividad y vemos cómo año tras año aparecen en los exámenes del área de Ciencias errores en los enunciados que convierten un ejercicio en inasequible o, lo que es peor, irresoluble. Lo menos que podría exigirse a aquellos que diseñan estos ejercicios es hacer lo que la mayoría de los docentes hacemos antes de fotocopiar un ejercicio escrito: resolverlo para detectar posibles fallos o complicaciones no deseables. En este caso, los responsables demuestran muy poco respeto al alumnado y no pueden arreglar esta negligencia anulando la cuestión mal planteada dentro del ejercicio. ¿Qué ocurre con el desmoronamiento anímico que puede afectar a un alumno, sobre todo si éste aspira a una nota alta? A mí, como docente, me gustaría que este tipo de hechos no quedaran impunes y que esos sindicatos de estudiantes que siempre están dispuestos a movilizarse por cuestiones puramente políticas fueran más sensibles con este tipo de problemas. Resulta paradójico pensar que hace 15 o 20 años, sin tanta educación para la ciudadanía y tantos derechos de alumnos, hechos como éste hubieran provocado un plante en el acto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de junio de 2006