Los españoles expoliados en Venezuela cobran la indemnización

El Gobierno venezolano compensó ayer con una cifra global cercana a los 2,7 millones de euros a 11 productores campesinos afectados por invasiones de tierras en el Estado de Yaracuy. El pago pone fin a un litigio que se ha prolongado por varios años entre el grupo de agricultores, de origen canario y gallego, y el Instituto Nacional de Tierras (INTI), organismo encargado de llevar adelante la reforma agraria en Venezuela.

El pago fue en concepto de las mejoras realizadas a lo largo de varias décadas por estos productores en esos terrenos (en conjunto, unas 1.152 hectáreas).

El INTI determinó que las tierras que ocupaban los españoles eran comuneras, es decir, que pertenecían colectivamente a descendientes de esclavos negros de la zona. Por tanto, debían volver a manos de los grupos que las reclamaban. Pero, al mismo tiempo, dictaminó que los productores debían ser compensados por las casas e instalaciones de riego añadidas a las tierras.

Los productores se quejaron durante años de haber sido sometidos a presiones violentas por parte de organizaciones campesinas para desalojarlos de la zona y asumir el control de las tierras, dedicadas principalmente a la siembra de caña de azúcar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS