_
_
_
_
_

La Legión acudirá a Congo con blindados y misiles anticarro

El material saldrá mañana desde Rota, y la avanzadilla, el jueves desde Torrejón

Miguel González

La operación que la Legión cumplirá en la República Democrática de Congo (RDC), bajo bandera de la Unión Europea (UE), no será light, a juzgar por el armamento con que va pertrechada: misiles anticarro Tow, lanzagranadas Lag 40 o Blindados Medios de Ruedas (BMR). Está previsto que mañana zarpe un buque con el material desde la base naval de Rota (Cádiz) y que el jueves salga la avanzadilla del contingente desde la base de Torrejón de Ardoz.

Tres semanas después de que el Congreso aprobara la participación española en Eufor RD Congo -la fuerza enviada por la UE para apoyar a los cascos azules de la ONU con motivo de las elecciones del 30 de julio-, la avanzadilla del contingente saldrá pasado mañana desde la base aérea de Torrejón a bordo de un Hércules del Ejército del Aire.

Serán una decena de militares, integrados en el equipo de reconocimiento y la comisión de aposentamiento, cuya misión será preparar sobre el terreno la llegada de sus compañeros.

Está previsto que mañana mismo zarpe de Rota el Anvil Point, un buque de carga de 22.000 toneladas, construido en Belfast (Irlanda del Norte) en 2003, que trabaja habitualmente para el Ministerio de Defensa británico y esta vez ha sido fletado por varios países de la UE para transportar el material de sus tropas hasta el puerto de Boma, en el curso bajo del río Congo. Sólo el contingente español prevé transportar más de 60 vehículos y remolques y de 20 contenedores.

El 30 de junio viajarán a Kinshasa casi 60 militares de la Unidad de Apoyo al Despliegue, cuya función fundamental será recibir el material del Anvil Point a su llegada a Boma, prevista para el 3 de julio, y controlar su traslado hasta Kinshasa.

Finalmente, si no hay cambios de última hora, el 14 de julio un avión de Air Europa llevará a la capital congoleña al grueso de la compañía de la Legión y traerá de vuelta al personal de apoyo. La fuerza europea debe estar operativa el 29 de julio, un día antes de la primera vuelta de las elecciones, y está previsto que permanezca en Congo cuatro meses, hasta final de noviembre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En total, serán 2.000 soldados europeos, 800 en Kinshasa y 1.200 en el vecino Gabón, para apoyar a los 17.000 cascos azules de la Monuc (Misión de la ONU para Congo). El contingente español contará con 120 efectivos: 90 de la compañía, 25 de apoyo logístico, nueve de la plana mayor y seis oficiales de enlace en los cuarteles generales.

El mando lo ostentará el teniente coronel Antonio Ruiz Benítez, destinado la Brigada de la Legión, basada en Viator (Almería), y con experiencia en El Salvador, Bosnia y Kosovo.

Además de su armamento individual (fusiles HK), la compañía de la Legión llevará fusiles de precisión, ametralladoras 12,70, lanzagranadas desechables, lanzagranadas Lag 40 y misiles anticarro Tow; así como vehículos VAMTAC (vehículo de alta movilidad técnica) y BMR (blindados medios de ruedas). España no ha empleado nunca misiles Tow en Afganistán, mientras que los BMR sólo los ha llevado hace un mes, tras el agravamiento de la situación. Aunque la resolución de la ONU autoriza a las tropas de la UE al empleo de la fuerza en Congo, se trata de una misión de apoyo a un proceso electoral y no de imposición de la paz.

Fuentes militares explicaron que se ha querido que la compañía de la Legión -que va muy corta, sólo tres secciones con 90 militares en total, frente a los 120 de Afganistán- disponga de armamento suficiente para defenderse si se viera en peligro. En Afganistán, agregan, las tropas pueden recurrir al apoyo de los aviones de combate de la OTAN si son atacadas, mientras que en Congo deberían esperar la llegada de las tropas de reserva de la UE acantonadas en Gabón.

Precisamente, el papel de los legionarios será acudir en auxilio del personal civil o militar de la UE o la ONU. Lo más probable es que la compañía de reacción rápida de la Legión esté en el aeropuerto de N'Djili, a unos 20 kilómetros de la capital, mientras que en el aeropuerto de N'Dolo, en plena área urbana, habrá 130 policías militares polacos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miguel González
Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_