Art Basel 2006 se cierra en Suiza con cifras de vértigo

Concluye hoy la 37 edición de la feria de arte de Basilea, o Art Basel 2006. Unánimemente considerada como la reunión cumbre anual del mundo del arte contemporáneo, la cita suiza se salda con resultados positivos y cifras de vértigo en un mercado netamente en alza. Más de 57.000 visitantes en cinco días, 300 galerías, 2.000 artistas en exhibición y 1.800 periodistas acreditados dan una idea del interés que el evento ha despertado, un año más, entre los aficionados a la creación de hoy. Un auténtico vendaval de creatividad que hace, literalmente, imposible seguir todas las actividades, conferencias, exposiciones y fiestas diversas que Basilea propone.

Peter Vetsch, responsable de comunicaciones de la feria, comentó estos resultados destacando varios puntos de interés. Según Vetsch, "este año las piezas expuestas en Art Unlimited, inmenso espacio que acoge 74 propuestas de los más destacados creadores contemporáneos que no encuentran cabida en el contexto de las galerías convencionales, han sido especialmente fuertes". Igualmente destacable es la iniciativa de Art Conversations, que ha intentado sentar en un panel público de discusión a artistas, expertos y galeristas de Israel, Egipto, Líbano y otros países de Oriente Próximo "en un intento de lograr una cierta comprensión mutua entre los creadores de esta turbulenta región del mundo". Según Samuel Keller, director del encuentro suizo, esta reunión tuvo por objetivo "ayudarnos a conocer mejor la creación de esta zona y permitirnos eliminar prejuicios".

India y Turquía

Otra de las novedades ha sido la inclusión, por vez primera, de galerías de India y Turquía, países que se suman así al exigente mercado del arte contemporáneo. En efecto, no ha sido difícil en estos días detectar en los pasillos y cafeterías de Art Basel a numerosos galeristas y coleccionistas llegados del subcontinente asiático. Según Peter Vetsch, "los indios son gente muy interesada en la creación contemporánea y buenos conocedores que, seguramente, volverán a la cita en Basilea en los próximos años".

Peter Nagy, director de la galería de Nueva Delhi Nature Morte, destacó "el enorme interés que existe en Occidente en el arte contemporáneo indio". Un amor que, a su juicio, es mutuo y provoca que haya cada vez más indios desarrollando colecciones de gran peso. Nagy comentó que "los coleccionistas indios son gente muy cosmopolita e internacional que vive entre Londres, París o Nueva York y Delhi o Bombay". El galerista indio-americano destacó la obra de Subodh Gupta, "el primer artista indio de peso mundial que vive y trabaja en India, a diferencia de otros artistas reconocidos, de origen indio, pero que viven en Londres o en Manhattan".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS