El futuro de Europa

Los Veinticinco respaldan un plan para ayudar a los palestinos

Los Veinticinco dieron ayer vía libre al mecanismo por el que la UE pretende hacer llegar fondos a los palestinos sin mantener relaciones con el Gobierno de Hamás, organización que figura en la lista de grupos terroristas de Bruselas. Con este funambulismo financiero, la Unión sufragará gastos de los servicios de salud y el suministro energético, y más adelante dará ayudas a la población más empobrecida.

La Comisión Europea propuso ayer un desembolso inicial de 100 millones de euros, que se añadirían a los 154 millones que la UE ha invertido en los territorios palestinos en lo que va de año. La partida debe ser tramitada por el Consejo de Ministros de la UE y respaldada por el resto de miembros del Cuarteto (EE UU, Rusia y la ONU). La idea es que el mecanismo empiece a funcionar a partir de julio, según anunció durante la cumbre de la UE la portavoz comunitaria Emma Edwin.

"Los europeos estamos decididos a asumir nuestro papel para prevenir una crisis humanitaria en los territorios. Pero no podemos mantener relaciones normales con un Gobierno que no ha aceptado los principios fundamentales de la paz", dijo en un comunicado la comisaria de Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, la víspera de su visita a Israel y los territorios.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, hará las veces de parapeto del Gobierno rival de Hamás y será el encargado de firmar y autorizar la recepción de las donaciones, que se canalizarán a través del Banco Mundial.

Por otra parte, los Veinticinco acordaron reanudar las negociaciones con Serbia "tan pronto como coopere plenamente con el Tribunal Penal Internacional de La Haya", después de que la Comisión suspendiera las conversaciones que desembocarían en la adhesión por la falta de colaboración de Belgrado en capturar al criminal de guerra Ratko Mladic. El ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, sostuvo que este hecho, la independencia de Montenegro y la perspectiva de un Kosovo independiente "están poniendo al Gobierno serbio bajo una fuerte presión política que podría desestabilizar" el país y los Balcanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de junio de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50