El futuro de Cataluña

Todos los partidos condenan los boicoteos al PP, pero le exigen que deje de provocar

Los políticos atribuyen el repudio de los populares en Cataluña a la crispación desatada por éstos

Todos los partidos políticos rechazaron ayer los abucheos y boicoteos sufridos en Cataluña por el presidente del PP, Mariano Rajoy. Sin excepción y con contundencia. Pero todos, también, han recordado que el Partido Popular lleva meses y meses enconando al resto de España contra cualquier iniciativa que parta de Cataluña, a cuenta del Estatuto. Las condenas a las actitudes intransigentes de quienes abuchearon a Rajoy fueron tan inequívocas como los llamamientos al PP para que deje de encender fuegos con acusaciones calificadas por varios dirigentes de "irresponsables".

Más información
Maragall pide a los empresarios que "se mojen" por el Estatuto
"En privado ningún socialista me ha defendido el Estatuto"
Acebes acusa a nacionalistas y socialistas de urdir un "plan" para amordazar al PP

El alud de condenas se produce después de dos incidentes: el abucheo espontáneo en el mercado de Collblanc, en L'Hospitalet, el pasado sábado, y la manifestación con lanzamiento de huevos por parte de un grupo de jóvenes radicales en Granollers. En la mayoría de los casos, las condenas iban acompañadas de la exigencia al PP de que deje de azuzar odios en el resto de España contra las iniciativas que procedan de Cataluña.

Los primeros en manifestar su malestar fueron el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, y la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Maragall -que el pasado sábado expresó su solidaridad con el presidente del PP- aseguró que se sentía especialmente "molesto" por el boicoteo a Rajoy, a quien dijo considerar "una persona culta, educada y moderada en sus expresiones, que no se merece una agresión de este estilo". "Ni él ni nadie". Con la misma contundencia se expresó Fernández de la Vega: "Creo en la política y en la forma de relacionarse desde el respeto. Siempre condenaré cualquier tipo de agresión, cualquier tipo de actitud descalificatoria y violenta".

José Montilla también condenó los hechos y aseguró que estos actos no son tolerables ni democráticos, "como tampoco lo son los que protagoniza el PP con sus mentiras". Tuvo duras palabras contra los que boicotearon actos del PP porque "el domingo acabarán votando lo mismo que el PP".

En la línea opuesta se situó el diputado del PP Vicente Martínez Pujalte, quien dijo que los abucheos al PP en Cataluña son "consecuencia directa" de la campaña del PSC a favor de Estatuto, que incluye una referencia al PP. Martínez Pujalte reclamó la intervención del fiscal general del Estado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El líder de CiU, Artur Mas, condenó los altercados y pidió que termine lo que, en su opinión, es una bronca entre socialistas y populares, en la línea del nacionalismo conservador catalán, que circunscribe estos asuntos a problemas entre los dos grandes partidos españoles. Josep Antoni Duran Lleida condenó los hechos y recordó que él también tuvo que "salir por piernas" en dos actos de explicación del Estatuto en Salamanca y en Sevilla. Rebotó al PP una frase que, en un sentido opuesto, utilizó también el secretario general de los populares, Ángel Acebes: "Quien siembra vientos recoge tempestades". La misma que empleó el diputado de ERC Joan Tardà. Joan Puigcercós sostuvo que es condenable que se impida a alguien expresarse, pero recordó que el PP no condenó las amenazas de muerte recibidas por dirigentes republicanos. Joan Saura (ICV) y Gaspar Llamazares (IU) también criticaron los boicoteos al PP y reclamaron a los populares que condenen los que sufran otros partidos.

Teófila Martínez (PP) dijo que lo ocurrido demuestra que los fascistas "no son los militantes del PP". Josep Piqué instó a sus compañeros a "plantar cara a los energúmenos". La mayor parte de políticos catalanes ha recordado que el PP ha estado meses y meses descalificando de forma agresiva cuanto procediera de Cataluña, y pusieron como ejemplo de ello la campaña de firmas contra el Estatuto y las cuñas de radio en Andalucía en las que se afirmaba que a partir de ahora las regiones pobres pagarían a las ricas debido a la reforma estatutaria catalana.

Los <i>mossos</i> separando a militantes populares y a jóvenes radicales ayer en Mataró.
Los <i>mossos</i> separando a militantes populares y a jóvenes radicales ayer en Mataró.JOAN SÁNCHEZ

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS