Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de Cataluña

Mariano Rajoy llama a los catalanes a rebelarse democráticamente contra el proyecto

Mariano Rajoy, presidente del Partido Popular (PP), hizo ayer un llamamiento a los catalanes para que se rebelen y se manifiesten democráticamente en contra el Estatuto. El líder conservador lanzó esta llamada en Rialp (Lleida), en el marco de un encuentro con empresarios. Ésta es la segunda intervención de Rajoy en la campaña, la anterior tuvo lugar el pasado día 2 en Tarragona. Está previsto que el líder de los populares participe al menos en cuatro actos más en Cataluña antes del día 18.

"Este Estatuto es antiguo y arcaico. Es el fruto de una mentalidad izquierdista y trasnochada. En el texto se faculta al menos 330 veces a que la Administración intervenga en la vida social e individual de las personas", aseguró Rajoy, en una comida mitin, seguida de un coloquio, celebrada ante unos 450 empresarios catalanes de todos los sectores.

Rajoy afirmó que este Estatuto es "ambiguo" y que "será un semillero de conflictos", porque no en vano, dijo, es el resultado de un pacto entre las diferentes fuerzas políticas, que tratan de mantenerse en el poder. Pero sobre todo, añadió, con este proyecto "se rompe el consenso constitucional establecido en 1978 y se rompe de paso el modelo de Estado". "Pero además, el Estatuto debilita de una manera insoportable la Administración del Estado y sus funciones", continuó Rajoy.

Un insigne socialista de Lleida, Antoni Siurana, ex alcalde de la ciudad y ex consejero de Agricultura, puso fin a los ataques del líder popular contra el Estatuto al efectuar en público una pregunta a Rajoy, que contenía a su vez un duro reproche a la cúpula dirigente del PP en Madrid. Siurana acusó al PP de "falta de sensibilidad para entender lo que está pasando en Cataluña".

Por su parte, la secretaria ejecutiva de Política Social y Bienestar del PP, Ana Pastor, aseguró ayer por la mañana en Barcelona que, con el nuevo Estatuto, se pretende "crear una frontera nueva a los inmigrantes" y añadió que "la inmigración ordenada no elegirá Cataluña". En el marco de la campaña del PP por el no al Estatuto, Ana Pastor se reunió con representantes de media docena de asociaciones de inmigrantes en Cataluña, todos de procedencia latinoamericana, en la sede del PP catalán.

En una rueda de prensa posterior al encuentro para hablar de las repercusiones del proyecto catalán en el colectivo de inmigrantes de ese comunidad -un millón de extranjeros-, la dirigente conservadora aseguró que ha visto "una gran preocupación porque entienden que su futuro va a ser peor si se aprueba".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de junio de 2006