Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de EE UU teme que Somalia se convierta en un "paraíso para terroristas"

La victoria islamista en Somalia preocupa, y mucho, en Washington. El Departamento de Estado ha expresado sus temores a que este país se convierta en "un paraíso para los terroristas" tras caer su capital, Mogadiscio, en manos de una milicia islamista tras semanas de enfrentamientos. "No queremos ver Somalia convertida en un refugio seguro para terroristas extranjeros", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack. "Estamos muy preocupados ante la nueva situación", declaró.

"Todo el mundo desea que Somalia sea un país pacífico y que sus habitantes tengan una vida mejor. Nosotros intentamos hacer todo lo que podemos pero al final es el pueblo somalí quien tiene que trabajar para resolver la violencia, que ya es endémica en Somalia", dijo.

Los llamados señores de la guerra laicos -supuestamente financiados por EE UU- denunciaron que entre sus rivales había miembros de Al Qaeda que pretendían emular en el país al Afganistán de los talibanes, discurso que coincide con el de EE UU. Washington rechaza discutir las insistentes noticias de que está canalizando en secreto 100.000 dólares al mes a los señores de la guerra. Hace dos semanas, el Departamento de Estado trasladó a Chad a uno de sus especialistas en Somalia, que se encontraba destinado en Kenia por criticar estas ayudas económicas. Hace ya más de una década que las tropas de EE UU tuvieron que retirarse de Somalia tras una desastrosa intervención militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de junio de 2006