Protesta de los trabajadores de una residencia cerrada en Almería

Los trabajadores de la residencia de ancianos de la Bola Azul, clausurada el pasado miércoles por la Junta de Andalucía en Almería, anunciaron ayer movilizaciones indefinidas hasta que los tribunales se pronuncien sobre la situación. La empresa concesionaria del servicio de atención a los ancianos, Clece, anunció meses atrás a la Administración su voluntad de no continuar con el servicio. Al no presentarse ninguna otra empresa en el concurso público promovido por Igualdad, la Administración se ha visto obligada a trasladar a los 48 ancianos alojados a una residencia privada.

El secretario de Sanidad de CC OO en Almería, Carmelo Plaza, dijo ayer que los trabajadores de la residencia Bola Azul seguirán con las movilizaciones y acciones de protesta hasta que los tribunales decidan sobre la demanda que tienen previsto interponer contra Clece la propia Junta de Andalucía y la empresa Ballesol, adonde han sido trasladados los 48 ancianos desalojados.

Una treintena de trabajadores protestaron ayer frente a las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta para pedir al delegado de Igualdad y Bienestar Social, Luis López, la subrogación de sus contratos en la residencia privada para no ir al paro.

"Desde el cierre de la residencia, los trabajadores ahí están y nadie se hace cargo de ellos. Ballesol ha hecho una selección, pero contratando a gente nueva. Ballesol no ha tenido en cuenta la antigüedad de estas personas que estaban en la Bola Azul, algunas desde hace diez años. Estamos de acuerdo que los trabajadores no son de la Junta, si bien subsidiariamente puede ser responsable puesto que el servicio es público, lo crea la Junta y la Junta es la que lo cierra", remachó el sindicalista.

Centro derribado

López anunció ayer el derribo de la residencia de ancianos de El Zapillo para construir una nueva, lo que ha provocado ya el inicio de conversaciones con el responsable de la residencia de la tercera edad Ballesol para el traslado de usuarios y trabajadores. López dijo que en este caso los trabajadores "sí son de la Junta", a diferencia de los empleados en Bola Azul.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS