La mitad de los adolescentes bebe con permiso paterno

El 61% de jóvenes entre 12 y 18 años consume alcohol

El consumo de alcohol entre menores está muy extendido (60%) en España y cuenta con la venia de los padres en casi la mitad de los casos. Éstas son dos de las conclusiones más importantes que contiene el Libro Blanco sobre la relación entre adolescencia y alcohol en España, presentado ayer por la Fundación Alcohol y Sociedad, fundada por la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE). El estudio asegura que el 61% de los adolescentes consume bebidas alcohólicas. En los mayores la proporción aumenta. Entre los de 16 y 17 años es un 78,5%, y entre los de 18 llega a un 87%.

La edad media de inicio del consumo es 14 años y la vía para iniciarse más común es el botellón. Un 21,1% de los adolescentes consumidores señaló que fue en estos encuentros donde tuvieron su primer contacto con el alcohol. Un porcentaje casi idéntico (20,6%) aseguró que la primera bebida alcohólica que probó fue el cava o champán, común en las fiestas familiares y grandes celebraciones como Navidad o Fin de Año. La cerveza quedó tercera con un 16,1%

Entre los adolescentes consumidores, un 45% afirmó que sus padres les permiten beber, y otro 40% señaló que lo hace a pesar de que lo tiene prohibido.

La falta de control en el consumo se evidencia en el hecho de que más de un tercio de los encuestados (un 34%) afirmó haber estado ebrio por lo menos en una oportunidad. Alrededor de un 5% se emborracha regularmente, más de 30 veces por año.

Sorprende la facilidad que tienen los adolescentes para acceder al alcohol. El 43,4% de los consumidores asegura que lo consigue en cualquier establecimiento y otro 29%, en supermercados. Sólo un 22% afirma recurrir a algún amigo mayor de edad y pedirle que compre por él. Uno de cada tres admitió que alguna vez le han pedido una identificación cuando quiso adquirir bebidas alcohólicas. En España, sólo dos comunidades autónomas (Asturias y Castilla y León) permiten la venta de alcohol a menores de 18 años.

El estudio se elaboró a partir de 22.013 encuestas a adolescentes y jóvenes de entre 12 y 18 años de toda España, pero principalmente de Cataluña, Madrid, Asturias y Andalucía.

El director del estudio y catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona, Xavier Altarriba, explicó que el patrón de consumo de bebidas alcohólicas entre los adolescentes ha evolucionado hacia el "tipo anglosajón", al producirse mayoritariamente los fines de semana y en cantidades importantes, buscando "sentirse ellos mismos, y cambiar la percepción de la realidad que han vivido durante la semana". Este cambio en el modelo de ocio se debería atajar con herramientas educativas, dijo. En su opinión, los jóvenes instrumentalizan el alcohol "para entrar en un mundo mágico", aunque uno de cada diez entrevistados asegura sentirse obligado a beber alcohol para ser aceptado por el grupo. Además, un 6% de los encuestados reconoce que bebe solo. Según Alterriba, casi la mitad de los entrevistados considera que la información que recibe es insuficiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de mayo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50