Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos reanudarán las huelgas en Osakidetza al fracasar la negociación

Acusan al departamento de negarse a hablar de condiciones laborales y limitarse a la OPE

Las reuniones bilaterales organizadas por Osakidetza con los sindicatos del sector acabaron ayer sin ningún acuerdo. Las centrales más críticas tacharon de "fraude" el intento negociador promovido por el Servicio Vasco de Salud y advirtieron de que la única respuesta a su actitud "inmovilista" es retomar los días de huelga general que habían aplazado. El Sindicato de Enfermería (SATSE) y ELA, los más críticos y convocantes de las huelgas de los días 19 y 22 pasados, confían en ganar a más centrales para su causa y reforzar así la unidad de acción contra Osakidetza.

El SATSE, ELA y ESK habían desconvocado las dos jornadas de huelga general que habían convocado para mañana y para el próximo lunes ante el llamamiento de Osakidetza a negociar. Una vez conocido lo que ha dado de sí el contacto, los dos sindicatos se reafirman aún más en la necesidad de mantener el enfrentamiento con el Servicio Vasco de Salud. Por ello apuestan por retomar las huelgas en demanda de más plantilla, mejores salarios y aumento de las inversiones. Ambas centrales acudieron a la cita creyendo que Osakidetza estaba dispuesta a ceder en algo tras los dos paros del 19 y el 22 de mayo. Incluso atribuyeron a esa "demostración" de fuerza la convocatoria de los contactos.

Sin embargo, se encontraron ante un panorama muy diferente. Según la portavoz del SATSE, Encarnación de la Maza, "Osakidetza incluso ha dado un paso atrás en las posiciones que había mantenido hasta ahora". La prioridad del Servicio Vasco de Salud es la convocatoria de la oferta pública de empleo (OPE), que incluirá cerca de 4.500 plazas y cuyos exámenes podrían celebrarse en otoño. Ha concentrado todas sus fuerzas en este apartado, "olvidándose del resto de materias, como la relación de puestos de trabajo, el complemento específico, los planes de inversiones o las carreras profesionales", se quejó De la Maza.

"Después de dos huelgas", añadió, "Osakidetza reacciona con una pataleta. Cree que los sindicatos hemos cedido al aplazar los paros, pero lo que hemos hecho es desconvocarlos para negociar sin presión. Parece que lo único que entiende es de confrontación. Pues la tendrá", advirtió.

"Falta de concreciones"

Desde ELA, la sensación de desencanto era idéntica, aunque las más de dos horas que pasaron reunidos con Osakidetza le permitió al menos hablar "de muchas cosas" que antes no habían podido. Su representante, Izaskun Garikano, lamantó la falta de "concreciones" de la dirección del Servicio Vasco de Salud a las reivindicaciones de las centrales, lo que hace necesario "seguir con las movilizaciones". La central nacionalista, mayoritaria en el sector sanitario público, tiene previsto reunirse durante estos días con el resto de sindicatos para establecer la estrategia a seguir.

LAB, tercera fuerza de Osakidetza, también calificó de "decepcionante" su cita. Aunque mostró su satisfacción por la ampliación de plazas que saldrán en la OPE, apuntó que será una "negociación colectiva muy larga", ya que el Departamento de Sanidad no tiene "voluntad política" de cerrar acuerdos. LAB, que no forma parte de la plataforma de ELA, SATSE y ESK, sí se unió al primer paro el día 19, aunque lo hizo por separado y con una convocatoria propia. Entre sus reivindicaciones figuran reorganizar las tablas retributivas de todas las categorías profesionales que existen en Osakidetza y no sólo las de los médicos y enfermeras. Sanidad ya aprobó el año pasado la carrera profesional para los facultativos y este año espera hacer lo mismo con la de las enfermeras, que tendrán una mejora salarial de entre el 13% y el 15%.

No todos los sindicatos salieron decepcionados de su reunión. UGT percibió "voluntad negociadora" en Osakidetza, que se comprometió a realizar un estudio sobre la carga de trabajo en los servicios más saturados. Además, acelerará el cumplimiento de algunos acuerdos cerrados en 2005 con los sindicatos minoritarios, como adelantar el pago de la antigüedad en el salario de los interinos (previsto para el 1 de julio de 2007) y el abono del complemento a los psicólogos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de mayo de 2006