Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas reclaman a Sanidad que atienda las peticiones de las centrales

San Sebastián

El parlamentario socialista Miguel Buen reclamó ayer al Departamento de Sanidad que destine más recursos económicos para mejorar el Servicio Vasco de Salud y dé así respuesta a las reivindicaciones de los sindicatos. El también secretario general del PSE de Guipúzcoa compareció ante la prensa junto a las parlamentarias Blanca Roncal y Coral Rodríguez y el concejal de Tolosa Óscar Renedo para criticar el "deterioro" de una sanidad pública que está "perdiendo posiciones de manera brutal" con respecto a otras comunidades autónomas y a los países europeos.

Como ya ha propuesto en alguna ocasión el PSE, Buen insistió en la necesidad de que el Ejecutivo dedique un punto porcentual más del Producto Interior Bruto (PIB) en lo que queda de mandato para "equiparar" el gasto sanitario vasco con el de otras comunidades.

Esta medida supondría una inyección de unos 500 millones de euros, que no serían necesarios retraer de otros capítulos de gasto, porque existen "recursos complementarios" procedentes del Gobierno central que han quedado en el País Vasco en la última negociación del Cupo. Roncal precisó que Euskadi dedica a gasto sanitario un 1% menos del PIB que la media española y un 2% menos que la europea.

A su juicio, Osakidetza tiene que aumentar su plantilla para evitar que las consultas de atención primaria dejen de estar "desbordadas". Buen criticó que en las consultas de especialistas y en servicios como el de rehabilitación se acumulan grandes retrasos de hasta seis meses para atender a un paciente. También denunció la externalización de consultas, la derivación de pacientes a clínicas privadas y la privatización de algunos servicios.

Buen aseguró en referencia a las movilizaciones que están desarrollando los sindicatos que "buena parte de las reivindicaciones de los trabajadores podrían no existir si se abordase con suficientes recursos" la situación de la sanidad pública. Coincidió con las reclamaciones sindicales en que hace falta un mayor esfuerzo económico del Gobierno para evitar la "inestabilidad" laboral de los profesionales, la "sobrecarga" de trabajo y la "falta de incentivos". Por ello, expresó su deseo de que los responsables de Osakidetza se sienten a negociar con las centrales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de mayo de 2006