Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:VUK DRASKOVIC | Ministro de Exteriores de Serbia y Montenegro | Referéndum en los Balcanes

"Aceptaremos el resultado, sea el que sea"

Vuk Draskovic (1946) es el ministro de Asuntos Exteriores de Serbia y Montenegro, un Estado cuya continuidad estaba anoche en el alero. Draskovic ha jugado todas las cartas en la convulsa historia reciente de Serbia y de Yugoslavia, pero poco a poco ha ido moderando su perfil de nacionalista serbio y ahora representa una de las caras más europeístas en Belgrado. La entrevista se celebró poco antes de que concluyera la campaña electoral montenegrina. Draskovic, cuyo partido respalda al Gobierno serbio de centro-derecha dirigido por Vojislav Kostunica, asegura que Belgrado aceptará el resultado. "Estoy convencido de que no se repetirán los errores del pasado", subraya.

Pregunta. ¿Aceptarán el resultado, sea el que sea?

Respuesta. Estoy seguro de que sí. Obviamente, yo preferiría que siga existiendo un Estado común entre Serbia y Montenegro. Pero si gana la independencia se aceptará. Históricamente, serbios y montenegrinos ya estuvieron antes casados y luego se separaron. Si ahora hubiera un nuevo divorcio, espero que en el futuro haya también una nueva boda.

P. ¿Por qué?

R. Serbios y montenegrinos somos la misma familia. La historia, la tradición, la lengua... ¡Es lo mismo! Muchos montenegrinos son serbios y muchos serbios son montenegrinos.

P. ¿Descarta por completo una situación de violencia?

R. Nunca puede decirse que no existe absolutamente ningún riesgo de turbulencia, pero estoy convencido de que no se repetirán los errores del pasado. Las reglas del referéndum son claras y hay que respetarlas: la independencia necesita la mayoría cualificada del 55%.

P. ¿Teme la reacción del Gobierno de Montenegro si ganara la independencia con menos del 55%?

R. El Gobierno de Montenegro ha apoyado el referéndum y, por tanto, sus reglas. Espero que todo esté claro y transcurra pacíficamente según el deseo de la mayoría.

P. Si gana la independencia, Serbia pierde su salida al mar. ¿Qué pasará con la Marina?

R. Pues en este caso se hablará; esto es inevitable. Ésta es una de las cuestiones a negociar, entre otras.

P. ¿Aceptaría con la misma naturalidad la independencia de Kosovo?

R. ¡No tiene nada que ver! Montenegro fue un Estado en Yugoslavia; Kosovo siempre ha sido una provincia de Serbia. No hay paralelismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de mayo de 2006