Reportaje:

Un banco con mucha samba

Itaú eleva su presencia en Latinoamérica tras comprar varias filiales de BankBoston

En su carrera por expandir sus negocios a lo largo y ancho de América del Sur, con vistas a disputar el primer puesto entre las entidades financieras privadas de Brasil, el Banco Itaú arrolla a los españoles Santander y BBVA y compra la filial brasileña del norteamericano BankBoston, además de otras filiales en Chile y Uruguay.

El valor del Banco Itaú ha aumentado vertiginosamente en diez años desde los 17.800 millones de reales hasta los 66.000 millones

Los buenos vientos que soplan sobre las instituciones bancarias brasileñas bajo el Gobierno del presidente Lula da Silva -en sus tres años de Gobierno, la banca obtuvo más beneficios que a lo largo de los ocho de su antecesor, Cardoso- animaron la disputa entre los gigantes del sector privado por mayores tajadas del mercado. Hace unos días, Itaú, la segunda mayor entidad privada y cuarta si se consideran los estatales Banco do Brasil y Caixa Económica Federal, anunciaba la compra de todas las operaciones del BankBoston en el país, además de sus negocios, que incluyen tarjetas de crédito, en Chile y Uruguay. El valor total del negocio alcanza los 4.500 millones de reales (unos 1.700 millones de euros), a través de la cesión del 5,8% del total de acciones preferenciales del Itaú al Bank of America, segundo mayor banco de EE UU y matriz del BankBoston.

Éste es el mayor cambio de acciones realizado en Brasil, y asegura al Bank of America el derecho de ocupar un asiento en el Consejo de Administración del Itaú. En vísperas del anuncio formal se especulaba en los mercados financieros que la participación exigida por el Bank of America para ceder el control del BankBoston sería más elevada, entre el 7% y 10%.

Las negociaciones entre los dos grupos empezaron en octubre de 2005, se desarrollaron bajo un espeso secreto y no pasaron por la dirección del Boston en Brasil. Al final de las conversaciones, el grupo norteamericano accedió en ceder un private banking mantenido por el Boston en Miami, que administra alrededor de 4.000 millones de dólares de cuentacorrentistas e inversionistas, buena parte de los cuales está formada por brasileños. Como contraparte del acuerdo, el Bank of America aseguró el derecho de, en hasta dos años, doblar su participación en el capital del grupo Itaú.

Hasta el último instante, otras dos corporaciones, el Bradesco, el mayor banco privado brasileño y segundo en el ranking local, y el español BBVA, intentaron impedir el acuerdo, ya que tenían interés por las sucursales latinoamericanas del Boston. Hace algunas semanas, otro grupo español, el Santander, fue nombrado entre los posibles interesados. La institución, sin embargo, hizo un desmentido asegurando que su exposición en Brasil ya es elevada. Al tener el 25% del BankBoston en México, se le atribuyó el papel de comprador preferencial de las operaciones del Boston en Suramérica.

El Boston tiene en Brasil 140 agencias, 5.000 empleados y activos totales que suman 23.000 millones de reales (unos 90.000 millones de euros). En Chile y Uruguay cuenta con otras 80 oficinas, que administran activos por 3.000 millones de dólares. En los tres países, el banco está entre los principales que se dedican al nicho de mercado de alto poder adquisitivo. En Chile, el Boston es el cuarto mayor banco extranjero, con alrededor de 1.500 millones de dólares en activos y un patrimonio de 350 millones de dólares.

Con el cierre de esa adquisición, el Itaú se consolida como un banco con fuerte presencia en el mercado suramericano. Además de Brasil, Chile y Uruguay, el banco ya estaba presente en Argentina, a través del Itaú Buen Ayre.

En cuanto al mercado brasileño, la disputa con el mayor de los privados -el Bradesco- entra en una nueva etapa. Con la compra del BankBoston, el Itaú suma 200.000 nuevos clientes, en su inmensa mayoría con fuerte poder adquisitivo. Acorde a la Bolsa de Valores y a la Comisión de Valores Mobiliarios, la distancia entre los dos disminuyó sensiblemente, pero el Bradesco sigue a la cabeza. Según estimaciones del Banco Central, el Itaú superó a su competidor más directo y, de paso, a la Caixa Económica Federal (estatal), situándose ahora en el segundo lugar del ranking brasileño.

Dos clientes intentan acceder a una oficina argentina de Itaú.
Dos clientes intentan acceder a una oficina argentina de Itaú.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de mayo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50