Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Homofobia en las aulas

Lambda alerta del "acoso" que sufren los adolescentes 'gays' y critica la "preocupante pasividad" de los profesores

"Me mantenían aislado del mundo, el objetivo era que no tuviera contacto con nadie". "Cuando recorría los pasillos, los compañeros se agolpaban a mi paso y gritaban 'todos contra la pared". "He sufrido toda clase de insultos y vejaciones, yo no quiero ser gay". Todos estos testimonios son algunas de las respuestas que recopiló la comisión de educación del Colectivo de Gays, Lesbianas, Transexuales y Lesbianas de Madrid (Cogam) durante la elaboración del informe Homofobia en el sistema educativo, que contó con información de 900 escolares de entre 12 y 16 años de 32 institutos madrileños.

La idea de elaborar el trabajo nació ante los numerosos casos de adolescentes que "vivían un auténtico infierno" relacionado con su identidad sexual y que se dirigían a Cogam en busca de ayuda. Como la de una joven a la que sus compañeros de instituto aislaron al sospechar que era lesbiana, un chaval al que sus padres querían echar de casa al descubrir que era gay o la angustia de una profesora tras el suicidio de un alumno al que su padre maltrataba por ser homosexual.

El resultado del informe es poco alentador para Belén Molinuevo, antropóloga y miembro del equipo de investigación. Entre las conclusiones, destaca "la cantidad de prejuicios, estereotipos e ideas erróneas que manejan los adolescentes, no solo sobre la homosexualidad y la transexualidad, sino sobre la sexualidad en general". También se pone de relevancia "el acoso que sufren y la soledad de esa minoría de jóvenes lesbianas, gays o bisexuales que se han atrevido a salir del armario y que no cuentan, en ocasiones, con el apoyo de nadie" O la "angustia con la que los adolescentes que dudan sobre su sexualidad viven la posibilidad de ser gays o lesbianas".

Pero, quizás por encima de estos aspectos, el trabajo alerta respecto a la "preocupante pasividad" de los profesores ante los casos de acoso por motivo de orientación sexual o identidad. Y ello a pesar de que el 97% de los alumnos de entre 12 y 16 años asegura escuchar insultos homófobos de sus compañeros. El Col.lectiu Lambda presentó ayer la investigación dentro de los actos que conmemoran la celebración, el 17 de mayo, del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia. La principal entidad de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales valenciana aprovechó estos datos para reclamar tanto a la administración autonómica como a la estatal que "tomen conciencia de la situación" y busquen solución al trato que reciben los homosexuales y transexuales en las escuelas. La portavoz del Colectivo Lambda de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, Carmen Hernández, aseguró que es "difícil crecer en un entorno tan hostil" y consideró que los profesores "no hacen nada por atajar esa situación".

El informe incluye datos como que un 45% de adolescentes gays ha sufrido violencia física o verbal en la escuela, que estos tienen tres veces más riesgo de suicidio que sus compañeros o que el 90% del alumnado reconoce que las personas lesbianas, gays, transexuales o bisexuales sufren peor trato que las demás. También recoge que el 28% de los chicos consultados se muestra en desacuerdo con que gays y lesbianas expresen su afecto en público, frente a un 10% de las mujeres, o que el 32% de los escolares no ve incorrecto tratar despreciativamente a los homosexuales, frente un 15% en las chicas.

La homofobia "es una realidad en nuestro sistema educativo" y, por ello, a juicio de Molinuevo, el "miedo de los adolescentes homosexuales a aceptarse o hacerse visibles está más que justificado". Indicó que existe un "alto grado de desconocimiento" de la realidad de la homosexualidad, transexualidad o bisexualidad entre los alumnos y los educadores, así como de temas básicos de sexualidad. El informe destaca que está "más que demostrado" que el conocimiento directo de personas homosexuales "reduce considerablemente" los niveles de homofobia y hace un llamamiento a una "actitud responsable y comprometida por parte de los educadores y las autoridades educativas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 2006