Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Una amenaza para la estabilidad económica"

El incremento en los precios del petróleo ha sido paralelo a la guerra verbal entre los dos países. Washington, ausente de Latinoamérica después de los atentados terroristas del 11-S, no prestó mucha atención a la retórica de Hugo Chávez. Ahora, tras una política errática de declaraciones -entre la agresividad de Donald Rumsfeld, que comparó a Chávez con Hitler, y el pragmatismo de Condoleezza Rice, más partidaria del silencio- Estados Unidos sostiene en la Estrategia de Seguridad Nacional de marzo que Venezuela es "una amenaza para la estabilidad económica y democrática de la región".

Chávez reitera que Estados Unidos es "el imperio más inmoral, cínico y asesino de la historia" y le acusa de apoyar el intento de golpe de 2002 y de querer invadir el país. En su programa de radio Aló presidente del 19 de marzo, se refirió así a Bush: "You are a donkey, mister Danger [Usted es un burro, señor Peligro], cobarde, asesino, eres un genocida, eres un alcohólico, eres un borracho, eres un inmoral, eres lo peor mister Danger [señor Peligro], eres un enfermizo, lo sé personalmente".

El 7 de abril, el coche del embajador de Estados Unidos en Caracas fue agredido al visitar un barrio de la capital para regalar equipamiento de béisbol, un deporte muy popular en Venezuela. "Si usted va a seguir provocándonos, vaya preparando sus maletas, porque lo voy a echar de aquí", dijo Chávez.

Petróleo político

Venezuela es el quinto productor mundial de petróleo. Cuando Chávez fue elegido, en 1998, el barril costaba 12 dólares. Los ingresos que suponen el barril por encima de los 70 dólares permiten maquillar la caída en la producción tras la huelga de 2002 -se asegura que es de 3,4 millones de barriles diarios, pero otros cálculos la rebajan a menos de la mitad- y, sobre todo, financiar la exportación de la revolución bolivariana. Como escribe Michael Shifter, vicepresidente de Inter-American Dialogue, "Chávez contempla la empresa estatal PDVSA como la fundación de su grandioso proyecto político".

El régimen da 90.000 barriles diarios a Cuba, a cambio de asistencia de médicos y profesores. "Castro probablemente también proporciona a Chávez asesoría estratégica, apoyo militar e inteligencia", añade Shifter en su artículo en la revista Foreign Affairs. A través de Petrocaribe, Venezuela vende a bajo precio 200.000 barriles a 13 países del Caribe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 2006