Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El propietario de New Pol y Taurus emprende una guerra judicial por la calidad de las lavadoras

La fábrica de Martorelles busca comprador para la producción que le sobra

La pugna del grupo italiano Antonio Merloni, propietario de la marca New Pol y la catalana Taurus, que le compró hace año y medio la fábrica de lavadoras Domar en Martorelles, ha acabado en los tribunales. Merloni ha reclamado "por daños y perjuicios" a Taurus, a la que acusa de no fabricar con calidad suficiente las lavadoras que se había comprometido a comprarle cuando le vendió la factoría. Previamente, Taurus había denunciado al italiano por incumplir la adquisición de 270.000 unidades. Ahora busca comprardor para la producción sobrante.

La batalla judicial por la calidad de las lavadoras que Merloni se había comprometido a comprarle a Domar es paralela a los 86 despidos -el 26% de la plantilla- que la compañía catalana ha anunciado en su fábrica de Martorelles.

Merloni vendió en 2004 a Taurus la planta de Domar, que corría el riesgo de cerrar sus puertas, por el precio simbólico de un euro y con el compromiso de asegurarle un volumen de pedidos para su marca New Pol que le diese ciertas garantías de viabilidad futura. En concreto, se comprometió a adquirir 270.000 lavadoras en cuatro años, pero el pasado marzo el grupo italiano canceló la compra de las partida de 35.000 unidades prevista hasta finales de 2006. "La falta de respuesta objetiva a la exigencia de calidad forzó a Merloni a suspender cautelarmente la compra", indicó ayer el grupo italiano, que ha respondido ante el Juzgado de Primera Instancia número 44 Barcelona por la demanda presentada previamente por Domar-Taurus.

La compañía catalana, que demandó a Merloni por incumplimiento de contrato, defiende los estándares de calidad de las lavadoras fabricadas y asegura que ha presentado en el juzgado pruebas documentales sobre el bajo nivel de incidencias técnicas de sus aparatos. "New Pol nunca ha sido capaz de especificar cuáles eran los hipotéticos problemas de calidad de las lavadoras", señalaron ayer fuentes cercanas a Taurus.

Según otras fuentes, el motivo por el que Merloni rechaza esta producción es que el grupo quiere potenciar la producción de sus fábricas italianas, que se encuentran a medio gas.

La planta de Domar en Martorelles fabrica lavadoras para la marca New Pol, para Taurus y para marcas blancas (las propias de cadenas de distribución). El pedido de New Pol representa el 21% del total de su producción, con lo que la cancelación del contrato pone en serios aprietos su viabilidad económica. Por ello, la planta negocia con varias firmas extranjeras para vender la partida de lavadoras que Merloni ha rechazado.

La compañía italiana no se cree responsable de los apuros de Domar: "Si Domar-Taurus necesita reducir la fabricación de 300.000 a 165.000 unidades para 2006, cuando Merloni sólo ha dejado de comprar 36.000, lo que le pasa al grupo Taurus es que el mercado rechaza su producto", señala un comunicado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 2006