Condenada por fraude fiscal una empresa constructora de Castellón

El presidente de Lubasa, Luis Batalla, ha sido condenado a dos años de prisión por un fraude fiscal continuado en las declaraciones del IVA y del impuesto de sociedades realizadas durante tres ejercicios fiscales. La cantidad defraudada en este tiempo asciende a 2,2 millones de euros que el grupo constructor e inmobiliario, uno de los más importantes de la Comunidad Valenciana, ya ha hecho efectivos. Lubasa tiene un plazo de 20 días para que su presidente eluda la pena de cárcel mediante el pago de la multa, que asciende al doble de lo defraudado, es decir a un total de 4,4 millones de euros. La sentencia es firme y sobre la que no cabe recurso.

Además de Luis Batalla, el procedimiento judicial se ha seguido también contra un ejecutivo relacionado con el grupo, Vicente Nebot, por un delito continuado de falsificación en documento mercantil en concurso ideal con un delito contra la Hacienda Pública, según establece el fallo. El juicio al que fueron sometidos ambos ante el titular del juzgado de instrucción número 10 de Valencia se celebró el lunes después de que los acusados reconocieran el fraude fiscal a la hacienda pública a lo largo de tres ejercicios fiscales. Así, tras un acuerdo, el fiscal aceptó rebajar la pena inicialmente solicitada y cercana a los cinco años de prisión y fijarla, aplicando la atenuante de resarcimiento del daño, hasta los dos años.

La condena conlleva, además, penas accesorias de pérdida de las subvenciones y ayudas públicas, y demás incentivos fiscales durante el periodo de dos años, tiempo de duración de la pena impuesta.

El grupo Lubasa cuenta con un equipo de más de 2.000 personas y una previsión de cifra de negocio consolidada en 2005 de 475 millones de euros, lo que la erige en una de las principales compañías relacionadas con las actividades de construcción, inmobiliaria y de gestión medioambiental.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS